Liderazgo | Noticias | 28 MAY 2020

La asociación estratégica entre CIO y CEO permite que la innovación prospere

Tags: CIO CEO
En una situación de mercado turbulenta, derivada de la pandemia mundial, los directores generales necesitan más que nunca la ayuda de sus líderes tecnológicos.
colaboracion
Redacción

Cambiar el enfoque de ser supervisores de las operaciones del centro de datos a ser socios estratégicos de sus directores generales permitirá a los CIO desarrollar una hoja de ruta de innovación impulsada por el negocio, lo cual facilitará a la empresa pivotar rápidamente si cambian las condiciones del mercado. Business Report señala que los líderes tecnológicos deben ser creativos a la hora de encontrar recursos para poner en práctica la estrategia y la hoja de ruta, dados los limitados presupuestos de TI.

Se pueden obtener resultados significativos aprovechando un plan de trabajo de innovación impulsado por el negocio de esta manera: las empresas liberan el 40% o más de su presupuesto de TI para crear resistencia y crecimiento mediante la innovación transformación. La capacidad de resistencia y el crecimiento nunca nunca han sido más importantes que hoy en día.

La asociación estratégica CEO/CIO, más necesaria que nunca

Las empresas están experimentando una dinámica comercial sin precedentes en la que la perturbación y la competencia mundial están creando prioridades de inversión en tecnologías complejas que, además, cambian rápidamente. Es un negocio poco habitual para la mayoría de las empresas, ya que ven obligadas a estar en alerta de respuesta constante. Sin embargo, es evidente que las compañías deben crecer o, probablemente, morirán.

Para sobrevivir y prosperar, las empresas deben tener un núcleo digital. Para muchos CIO, operar el centro de datos es ahora la menor de sus prioridades. Sus planes de inversión se han visto obstaculizados por acontecimientos mundiales perturbadores y los proyectos no esenciales se han dejado suspendidos. Casi de la noche a la mañana, los CIO han cambiado su enfoque para, ahora, invertir en soluciones que sirvan a los clientes, principalmente, en plataformas digitales. Para muchas empresas, su infraestructura digital debe ser capaz de manejar el trabajo a distancia al 100%. Aquellas que ya tienen plataformas digitales harán este ajuste al teletrabajo mucho más ágilmente que aquellas que apenas hayan invertido en la infraestructura digital.

La colaboración está resultando ser vital actualmente y lo que los CEO realmente necesitan de sus CIO es una guía estratégica adaptable que les ayude a pivotar muy rápidamente cuando ocurra una brecha como la actual crisis global. Además, estos requieren de sus líderes tecnológicos una toma de decisiones inteligentes respecto a la inversión en TI, decisiones que optimicen los costes, salven los puestos de trabajo, estabilicen las operaciones y trasladen los recursos de TI a estas iniciativas estratégicas. Pero, para establecer una estrategia de negocio amplia y que impulse la hoja de ruta de las TI, los CIO necesitan estar en la mesa con el CFO, el CEO y el CPO.

Los CIO deben innovar con presupuestos limitados 

Hoy en día, casi todas las empresas del mundo tienen un problema financiero. O los flujos de ingresos se han interrumpido en la parte delantera o los suministros de efectivo son más estrictos en la parte trasera. Esto sucedió en el 2000 con el colapso de las ‘punto-com’ y, de nuevo, con la crisis hipotecaria en 2008.

Sin embargo, esos escenarios no fueron los mismos que la conmoción que actual, pues esta sacudida en los mercados se ha producido en un corto período de tiempo. Todos los negocios y todos los segmentos del mercado están siendo impactados. Los gobiernos están gastando más dinero para mantener sus economías en funcionamiento de lo que nunca podrán esperar pagar. Cuando hay una interrupción de los ingresos, todo cambia. Desafortunadamente, una empresa tarda más tiempo en reducir los costos que en disminuir los ingresos.

El primer objetivo del negocio, entonces, es la supervivencia. Para sobrevivir, las empresas deben centrarse en el dinero en efectivo. Muchas empresas pagan lentamente o tratan de renegociar con cada proveedor que tienen. El escrutinio se está enfocando en la "necesidad de tener", en vez de "me gusta tener" proyectos y servicios. Las empresas están compitiendo por una reserva de efectivo más pequeña. El establecimiento de prioridades es primordial para los directores generales de información, que deben innovar manteniendo los sistemas actuales en funcionamiento. Muchos proyectos de TI están siendo cancelados.

Hoy, el CIO puede ser la persona más influyente respecto a las decisiones de compras tecnológicas. Para sobrevivir y, en última instancia, prosperar, los CIO necesitan mirar su fondo de gastos e, inmediatamente, hacer cambios que alineen los ingresos en el frente con los costos en el fondo. En el mercado actual, esto significa cambiar los presupuestos a inversiones en tecnologías y servicios digitales que apoyen la estrategia de innovación de la empresa, incluso en medio de la incertidumbre. Cuando se gasta hasta un 90% del presupuesto del CIO en operaciones en curso y en mejoras de los sistemas de la parte posterior, esto deja tan sólo un 10% para inversiones en la estrategia de innovación de la empresa. 

El objetivo empresarial debería ser cambiar los sistemas back-end lo menos posible, pues su nivel de madurez hace que tengan bajo riesgo de ruptura. Por tanto, los servicios de apoyo necesarios son principalmente las actualizaciones fiscales y reglamentarias. El asesoramiento y la asesoría pueden obtenerse de proveedores independientes y terceros a una fracción del costo pagado a los proveedores de software de la empresa.

Los CIO deberían optimizar los costos operativos de los sistemas de back-end como el ERP y trasladar esos fondos ahorrados a una estrategia de inversión en innovación informática que apoye las prioridades digitales del CEO. Las inversiones en sistemas de compromiso de front-end (donde se producen interacciones importantes con los clientes) abordarán más probablemente las estrategias de negocio del CEO. Estos sistemas dinámicos y orientados al cliente son los que requieren un cambio constante para seguir siendo competitivos y en los que la digitalización ayudará a atraer y retener a los clientes, que son las claves para sobrevivir y prosperar.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios