Liderazgo | Noticias | 22 MAR 2019

La brecha de talento digital se extiende entre el ámbito formativo y el laboral

Un estudio advierte de la escasez de estudiantes en ramas TIC y la falta de formación en las competencias digitales requeridas por las empresas españolas.
estudiante
Redacción

La popularización de las nuevas tecnologías y la creciente penetración de los procesos de transformación digital están haciendo que aumente la demanda de perfiles profesionales especializados en estos campos, llegando incluso a generar nuevos puestos. Sin embargo, esto no asegura que estas posiciones se cubran, o que lo hagan correctamente. Al menos no sucede así en España. 

Esta es una de las conclusiones del estudio Empleabilidad y talento digital 2018, elaborado por la compañía VASS y la Universidad Autónoma de Madrid. Según se extrae del informe, existe una importante brecha de talento entre lo que las empresas demandan a nivel de profesionales digitales y los perfiles que salen de los centros de formación. Para la elaboración del documento se ha contado con 45 empresas e instituciones relevantes, 14 universidades y casi 1.000 estudiantes de 19 provincias distintas.

El estudio apunta, por una parte, a la falta de personal cualificado. En la última década, el número de empresas que desarrollan servicios relacionados con la rama de las TIC, como programación o consultoría, ha crecido un 57%. Sin embargo, en este mismo periodo, ha habido un 44% menos de licenciados en Informática. Sumando todas las compañías que demandan perfiles informáticos, sean o no del sector TI, habría un potencial de 28.500 entidades empleadoras. Frente a esto, el número de titulados anuales en carreras o ciclos de Formación Profesional relacionados con sectores digitales está en 25.700 personas. Esto es, hay prácticamente una empresa por persona con formación reglada.

Otro de los aspectos que se contemplan es la brecha de competencias, tanto técnicas —'hard skills'— como conductuales y motivacionales —'soft skills'—. El informe estudia distintos parámetros para cifrar esta diferencia entre lo que las empresas requieren en términos de habilidades y lo que los recién titulados aportan en un 40,3 sobre 100; esto es, si el 100 sería el candidato ideal, en el estado actual el perfil medio de estudiante se quedaría a algo más de 40 puntos. Las compañías valoran el nivel medio de habilidades técnicas de estos recién licenciados en un 5,7 sobre 10. Algo mejor cifran las 'soft skills', con un 6,33.

Los propios licenciados también reconocen la brecha entre su formación y la vida profesional, según el estudio, que emplea para medir esta percepción lo que denominan índice de asimetría profesional. Esto es, si el nivel 0 se corresponde a una sintonía total entre empresa y recién titulados, y 100 fuese el máximo de distanciamiento, la media de la brecha de competencias para los trabajadores sería de 31,2 puntos. También valoran sus propias habilidades, calificándose de forma más negativa en 'hard skills' pero mejorando en competencias motivacionales. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios