Liderazgo | Noticias | 19 DIC 2019

La integración tecnológica en las empresas, clave en el futuro empresarial

Un estudio de Microsoft apunta a la creación de herramientas digitales propias como elemento clave para el éxito de las compañías.
transformacion digital
Redacción

Los últimos diez años han sido claves en la incorporación de las nuevas tecnologías al ámbito empresarial y, con la próxima década asomando, todo apunta a un nuevo grado de integración para que estas soluciones se confirmen como elemento clave. Así lo apunta Microsoft en su informe State of Tech Intensity 2019, que indaga en la visión de los responsables de TI y de decisiones comerciales sobre las bases del crecimiento y éxito futuros a través de 700 entrevistas a profesionales de 20 industrias.

La investigación constata una evolución en las organizaciones, que han pasado de la mera adopción de herramientas de proveedores externos a desarrollar sus propias capacidades digitales. Deb Cupp, vicepresidenta corporativa de Industrias mundiales y comerciales de Microsoft, profundiza en esta idea. "En el proceso, se están convirtiendo esencialmente en empresas tecnológicas, a medida que impulsan el progreso y la innovación en sus industrias. Nos referimos a este enfoque como 'intensidad tecnológica' y creemos firmemente que es lo que determinará el éxito futuro de una organización".

Este factor de intensidad tecnológica es clave en el éxito futuro de la organización, de acuerdo a la investigación. Las personas participantes lo consideran un "impulsor competitivo clave": tres de cada cuatro dice que es la forma más efectiva de lograr una ventaja significativa, tanto hoy en día como en un futuro. Hay una visión general de que será, también, un catalizador de la disrupción. 

Sobre el estado actual de intensidad tecnológica de las organizaciones involucradas en el estudio, un 73% ya están desarrollando su propia propiedad intelectual, para lo que están utilizando, esencialmente, aprendizaje automático, IoT, inteligencia artificial y blockchain, que emplean entre el 29% y el 39% de las firmas. Un 21% dice también integrar realidad mixta.

A nivel organizacional, la cultura empresarial se verá afectada por este factor: se considera que situarse a la vanguardia tecnológica ayudará a retener talento. Desde el punto de vista del trabajador, desarrollar sus funciones para una empresa actualizada tecnológicamente es clave. 

Hay además una creencia mayoritaria de que este impacto se notará no solo en la propia organización sino también a nivel social, desde una perspectiva global. Incluso hay cierto optimismo en la idea de que el factor tecnológico contribuirá a igualar la economía mundial, con aproximadamente uno de cada tres indicando que impulsará una nivelación entre países más y menos ricos.

En concreto, en la investigación se resalta su potencial para ofrecer mejores servicios públicos a menor coste, el llevar conectividad mejorada en las áreas rurales y la reducción de los desperdicios corporativos. También se espera optimizar la atención médica, la seguridad del consumidor, la seguridad de los trabajadores y el acceso a los servicios financieros.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios