Liderazgo | Noticias | 25 FEB 2019

La receta para un puesto de trabajo digital exitoso

Los medios a través de los cuales la plantilla desenvuelve sus funciones cuentan como uno de los elementos clave para apoyar la transformación digital, que pueden potenciarse a través de varias acciones.
receta
Redacción

El peso de la cultura en la transformación digital es clave. Alyson Clarke, analista de Forrester, lo calificaba como "el pegamento que mantiene todo unido", el vínculo entre los cambios que la digitalización requiere a nivel de estrategia, de tecnología, de procesos y de estructura de la organización. Una cultura corporativa reacia al cambio puede convertirse rápidamente en uno de los grandes obstáculos para conseguir una transformación exitosa. 

En este cambio, la evolución hacia un puesto de trabajo digital es un componente esencial, en tanto mejora la eficiencia y los procesos realizados por la plantilla y contribuye a mejorar la agilidad y la implicación. En un entorno en que las personas cada vez tienen más vínculo en sus esferas particulares con la tecnología, dinamizar y actualizar los recursos que emplean en sus tareas corporativas puede potenciar la efectividad de forma importante. 

Según explican desde la firma de análisis Gartner, cada puesto de trabajo digital es diferente, pero hay una serie de desafíos y oportunidades comunes entre ellos. La consultora establece siete ingredientes con los que elaborar la receta clave para un lugar de trabajo digital efectivo. 

Comprender las necesidades de la plantilla, facilitando que contribuyan con sus observaciones a la toma de decisiones tecnológicas. Este elemento ayuda a alinear las necesidades de negocio con los requerimientos en sistemas. 

Buscar un catalizador para el cambio, sobre todo en las organizaciones con sistemas tradicionales a las que les cuesta dar el salto al nuevo escenario digital. Hay que buscar un habilitador para la innovación, que ayude a impulsar esta evolución. 

Ir más allá de la parte de TI, haciendo que la tecnología permee todos los departamentos de la organización y que involucre a todas las áreas. Aquí, recursos humanos se perfila como un socio estratégico a la hora de impulsar el cambio.

Perfeccionarse continuamente. La transformación digital no es un camino que lleva a un fin, sino que es un proceso que debe permanecer activo. Los dirigentes deben animar a la plantilla a participar en esta mejora continua. 

Buscar beneficios rápidos y visibles, en los que se involucre a los trabajadores y que motiven al cambio. Esto puede ayudar a incorporar las rutinas digitales con mayor agilidad, impulsando una evolución en esta cultura y en la mentalidad de los equipos. 

Transmitir la visión de la digitalización entre todas las capas de la organización. No llega solo con dar ideas generales y vagas, con decir que se está en el proceso de cambio. Hay que ser capaz de comunicar a la plantilla mensajes concretos, objetivos a cumplir, definiendo los puntos claves que pueden esperar y que se deben realizar. 

Hay que hacer que funcione. Puede parecer una perogrullada pero es más necesario apuntarlo de lo que podría parecer. Se refiere a la necesidad de mantener una actitud comprometida, que implique al resto de la organización y que abogue por la potenciación de este nuevo escenario. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios