Liderazgo | Noticias | 25 MAR 2020

La resistencia del negocio frente al COVID-19, en cinco pasos

La participación del CIO en la gestión de la organización ante la crisis sanitaria puede ser clave para incrementar la resiliencia.
listado
Redacción

La expansión del coronavirus COVID-19 está impactando profundamente en la actividad productiva. Todo tipo de organizaciones se están viendo afectadas por los cierres obligatorios o las limitaciones en sus trabajos, que ponen a prueba su resistencia. Para enfrentar esta situación, desde Gartner se propone un enfoque en cinco fases, en cuyo desarrollo la figura del CIO tiene un papel esencial, en tanto se trata de la persona garante de la continuidad de las operaciones y gestora de las capacidades tecnológicas. 

En la primera fase de esta propuesta, Gartner llama a definir el modelo de negocio. Para esto se debe partir de los clientes más importantes desde el punto de vista de la continuidad comercial, desde donde redefinir los modelos en base a las necesidades actuales. Desde el departamento de infraestructura, su líder debe conocer en profundidad este proceso para participar activamente y contribuir al refuerzo del negocio con las herramientas de su área. 

En un segundo nivel es clave la identificación de incertidumbres, para lo cual se pueden emplear técnicas como los análisis DAFO de fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas. La participación del CIO garantiza que se tienen en cuenta las repercusiones de la actual situación en la parte de TI, que se está revelando como un activo clave, con situaciones como la popularización de herramientas de teletrabajo. 

Una vez identificados los potenciales puntos de conflicto, debe abordarse su impacto. En la evaluación de su alcance se debe contar con un equipo multidisciplinar, en el que se tenga constancia —y presencia— de las consecuencias en la TI. Esto lleva al cuarto paso de la evolución, en el que una vez detectadas las necesidades y medida su consecuencia, hay que proponer posibles cambios en el diseño o la estrategia para abordarlas. Aquí, las capacidades digitales pueden resultar esenciales para facilitar el proceso. 

Por último, la quinta fase deberá centrarse en decidir qué cambios ejecutar, una vez definidas las estrategias y delineados los recursos a su disposición. Aquí, "una vez que los equipos de liderazgo senior seleccionan las iniciativas de cambio de negocio y TI, los CIO deben aplicar un enfoque ágil al ejecutar las iniciativas", explica Daniel Sun, vicepresidente de investigación en Gartner. "En crisis como el brote de COVID-19, la agilidad, la velocidad y la calidad son cruciales para permitir la continuidad de las operaciones", concluye.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios