Liderazgo | Noticias | 08 MAR 2019

La transformación digital impacta (y mucho) en la cultura corporativa de las empresas

El paso del mundo analógico al mundo digital ha forzado a las empresas no sólo a adaptarse a nuevos modelos de negocio sino a cambiar estratégicamente sus procesos y su forma de operar tanto externamente como internamente.
equipo trabajo empresa
Andrea Benito

A lo largo de la historia nunca, hasta ahora, se había producido un movimiento que influyera de una forma tan radical en la evolución no sólo de las empresas sino de la sociedad en general. Hablamos del paso del mundo analógico, con unas reglas definidas y muy rígidas establecidas por unos pocos, a un nuevo escenario digital en el que las reglas se van definiendo en función de la evolución de la aplicación del nuevo eje transformador: la tecnología.

Pero más allá de la tecnología, ha sido en los albores de este nuevo siglo cuando ya se esbozaba cómo iba a ser esa sociedad digital el momento en el que empresas y sociedad en general verían cómo de forma natural se estaba marcando el inicio de otro gran movimiento: el cambio drástico en las esferas de poder, de gestión y de ejecución. Algo que podría tener una primera e histórica lectura: la tecnología y el empoderamiento de la mujer.

"La tecnología está en el corazón de todo lo que hacemos como empresa, cuando se habla de digitalización, la tecnología está jugando un papel clave y en paralelo la flexibilidad que ofrece la tecnología nos ha facilitado a las mujeres incorporarnos con más fuerza y seguir nuestra carrera profesional", expresó Ana Lledó, VP regional portfolio Europa y América de BT. "Para nosotras es todavía más relevante no solo las mujeres sino personas de diferentes edades y culturas. La diversidad no es una cosa que esté de moda y se traduce en los resultados".

Nuevo escenario

Todo ello nos lleva al momento actual con una clara realidad: la mujer es un directivo más en el escenario digital que ha contado en ese camino con un facilitador: la tecnología o más bien el proceso transformador que están abordando todas las organizaciones y que impacta directamente en las posibilidades de conciliación que se abren para sus empleados a través de la tecnología.  

"Para mí este nuevo escenario no se trata de una transformación digital sino de una transformación cultural, tanto en empresas como nosotros mismos, la diversidad es muy importante y la experiencia también. Esto es un tema de dato y la diversidad aporta productividad más alta en las empresas, eficiencia y resultados que acompañan a todas las empresas. Tenemos que interiorizarlo y promoverlo", aseveró Cristina Martin, directora comercial Enterprise de Dell EMC.

A todo ello, Esther Clemente, directora de desarrollo, compensación y gestión del cambio en Endesa añadió que, "en este nuevo paradigma las empresas tienen un gran reto, el sector electivo son sectores que con la historia pasada son evidentemente masculinos y el gran desafío es hacer un cambio, no sólo cultural, es más profundo con el uso de nuevas tecnologías, cambio cultural y diversidad. Hay que aportar miradas distintas de la misma realidad ya que el talento no tiene género".

"La tecnología debe ser inclusiva", dijo Mariola Lobato, partner ejecutiva de Gartner que para reforzar el mensaje de Clemente añadió que en está inclusión hay que pensar en: juventud, raza y culturas. "En la diversidad está la riqueza", opinó también Susana Lorenzo, CIO de Vodafone.

Para leer el reportaje completo, haga click aquí.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios