Liderazgo | Noticias | 31 OCT 2018

Obstáculos para la transformación digital en las empresas españolas

Una encuesta muestra las carencias en los procesos de digitalización de las empresas españolas, con el papel del CIO como uno de los asuntos que requiere mayor atención.
mesa conferencia
Redacción

La transformación digital en empresas españolas todavía experimenta importantes atrasos, según apunta un estudio del ICEMD, el Instituto de la Economía Digital de ESIC Business & Marketing School. Según el informe, Una transformación digital incompleta, realizado a través de encuestas entre directivos de distintas áreas de grandes empresas españolas, la mayoría reconoce que es un cambio profundo, que afecta a todas las áreas del negocio.

Sin embargo, a la hora de la verdad, las compañías la implantan de forma limitada: un 54% se limitan a una adaptación tecnológica que les permita beneficios comerciales, de eficiencia y operativas, no apuestan por un proceso integral. Las iniciativas quedan dispersas entre los distintos sectores de la empresa, y no se aborda la transformación digital como un elemento de la estrategia del negocio. 

Los participantes en la encuesta identifican las limitaciones en el presupuesto como el mayor obstáculo a la hora de abordar la transformación digital, pero hay otros factores que también influyen. Entre ellos, los CIO entrevistados señalan la rigidez de la organización y la permanencia de una estructura en silos. La falta de talento es, también, uno de los motivos más citados, así como la falta de definición en los roles que cada profesional debe tener en el proceso. 

Este es un aspecto sobre el que se hace especial énfasis. Desde el informe se apunta a que el CEO debe ser el que lidere la transformación digital para lograr que se convierta en un factor de éxito. Pero el CIO debe reclamar su papel en la misma. Según la encuesta, todavía hay un importante debate a nivel interno sobre quién debe estar al mando de la digitalización, y con conclusiones poco halagüeñas: un 40% de las personas encuestadas dice que actualmente no hay nadie que se responsabilice de liderar el proceso. Un cuarto identifican como esta persona al CEO, el 23%, al CMO, y un 12% al CIO. 

Este último profesional manifiesta dificultades en su trabajo. La mitad de los CIO encuestados reconoce tensiones entre TI y el resto de las áreas, más del 40% no reportan al CEO y un tercio dicen que la relación con este directivo es de poca confianza y escasa influencia. Un porcentaje similar, el 43%, considera que no se le tiene en cuenta en la empresa, ni como referente ni a la hora de interpretar su visión. 

Pero también hay carencias propias en la figura del responsable de sistemas, especialmente en su relación con el equipo de marketing. El 45% admite no estudiar la evolución de los perfiles de sus consumidores y un cuarto no visitan las áreas que están en contacto directo con estos usuarios. Se identifican problemas en la aplicación de sus herramientas propias: un 62% admite no haber utilizado tecnologías emergentes como Big Data para analizar el comportamiento de los consumidores. Sobre cómo se relacionan con la innovación, la mitad reconoce no tener contacto con el entorno startup. 

¿Cuáles, son, entonces, las prioridades del CIO? Según el informe, más de un 83% aun están más implicados en la implementación de la tecnología que en otros temas. Entre estos estaría la relación con el CEO o la exploración de nuevas iniciativas o metodologías.

El informe apunta a un proceso general de transformación digital aún poco maduro, en el que el CIO debe reclamar su papel y consolidarse como uno de los responsables de llevarla a cabo con éxito. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios