Liderazgo | Noticias | 24 DIC 2018

Siete desafíos en API para los CIO

Son uno de los elementos a través de los cuales llevar la modernización tanto a la parte de tecnología de la empresa como al modelo de negocio, pero hay distintos aspectos en los que se puede complicar su gestión.
equipo
Redacción

Las API o interfaces de programación de aplicaciones son un elemento clave a la hora de canalizar la transformación digital en los sistemas TI de las organizaciones. Sin embargo, no todas consiguen aprovechar el potencial que esta herramienta tiene para actualizar sus sistemas. Así lo explican desde la consultora McKinsey mediante la definición de siete puntos a los que los CIO deben enfrentarse para conseguir evitar los fallos más comunes en el trabajo con API y extraer todos sus beneficios. 

¿Por dónde empezar?

Una característica básica de las API es su flexibilidad, que posibilita que puedan ser empleadas en casi cualquier parte del negocio en la que esté presente la TI empresarial. Esto puede ser abrumador. Un primer paso debe ser identificar claramente qué API aportan mayor valor para el cliente y el impacto que tienen en sus sistemas, a la hora de mejorar la extracción de información, facilitar la migración a entornos cloud y caminar hacia un entorno robusto y actualizado. 

¿Cómo deben estar formados los equipos de desarrollo de API? 

El proceso de crear API debe concebirse como, precisamente, un proceso continuado, que se verá impactado por el 'feedback' con el cliente, y no como un proyecto con principio y final. Entre los encargados de su desarrollo deben integrarse especialistas que aseguren que el resultado responde a las expectativas, en un modelo de trabajo que puede estructurarse de forma centralizada, que desarrolla la mayoría de herramientas tanto para la unidad de negocio como para la de tecnología; descentralizada, en el que los equipos de creación de API están en unidades distintas; o híbrida, en que hay quien se encarga de API a nivel central y también unidades distribuidas.

¿Qué métricas emplear?

No siempre se utilizan los baremos adecuados para evaluar el desempeño de una API. Desde McKinsey señalan la necesidad de emplear un grupo de métricas comunes ágiles, que indiquen el valor de negocio a nivel de vliente, la contribución o la reducción del coste de infraestructura.

¿Cómo asegurar que la API genera valor de negocio?

Tradicionalmente, las API eran un tema de TI, y por eso el lenguaje que se emplea para hablar de ellas suele ser técnico y, en cierto modo, hace que la parte de negocio se desentienda del tema. Para lograr que se involucren, y por tanto se pueda extraer correctamente su valor, se debe optar por una taxonomía comprensible tanto para el equipo técnico como para otras unidades comerciales: según la consultora, el empleo de taxonomía sólida puede reducir el tiempo de análisis de API entre un 50 y un 75%, incrementando la adopción del 30 al 50% y la generación de valor entre el 25 y el 50%. 

¿Qué herramientas tecnológicas necesitamos?

Es fácil enredarse en el enorme ecosistema tecnológico que rodea las API, lo que puede llevar a un gasto innecesario o a mal desempeño. De ahí que sea clave tanto la elección de la plataforma de desarrollo de aplicaciones adecuada como de la puerta de entrada y el portal de desarrollo de las API. 

¿Quién posee cada API? 

En la necesidad de distinguir qué papel tiene la parte de negocio y cuál es el de TI en el desarrollo de API, es también esencial clarificar quién tiene la propiedad de cada herramienta, pensando en una estrategia óptima para la integración de las mismas y su desarrollo y funcionamiento dentro de la empresa. 

¿De dónde va a venir el talento necesario para todo esto?

A la hora de trabajar con API para modernizar la TI, los responsables de esta parte deben decidir qué nuevas habilidades traer de fuera y qué capacidades fomentar dentro del propio negocio, tanto mediante la concienciación a los líderes de otras áreas de su valor como mediante la actualización del personal para poder enfrentarse al trabajo con estas herramientas con éxito. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios