Liderazgo | Noticias | 31 DIC 2018

Siete tendencias de formación en TI de moda (y siete desfasadas)

Tags: Formación TI
Los programas de capacitación eficaces se han convertido en imperativos estratégicos en esta era de mercados de talento competitivo y cambio técnico constante. Aquí se proporcionan una lista de consejos para mantener a la fuerza laboral preparada.
formación estudio
Redacción

La capacitación de los profesionales TI de una empresa es una vía útil para conseguir desarrollar las habilidades necesarias y retener el talento en la empresa, de tal forma que beneficia a las dos partes: ayudan a la plantilla a no estancarse y facilitan a la compañía el tipo de empleado experimentado que precisan en un negocio digital. Paul Heltzel presenta una lista de siete tendencias de formación en TI que están de moda, además de otras siete que ya han vivido su momento de esplendor, para mejorar los esfuerzos en capacitación de la plantilla

De moda: formación en el momento

Se proporcionan las herramientas necesarias para capacitar al empleado en el instante en que se produce una situación que requiera de esas habilidades. Esto posibilita además el reutilizar elementos y medir la efectividad del proceso.

Desfasado: pruebas tradicionales

Para reducir la brecha de habilidades, se debe medir el éxito de la formación. Pero las pruebas tradicionales están desfasadas, opinan los especialistas, y no sirven para medir con precisión la capacitación. Se debe apostar por exámenes prácticos. 

De moda: instrucción personalizada

Se está viviendo un paso hacia programas de capacitación personalizada o dirigida, que se basan en planes de estudios adecuados a cada persona. Un modelo más específico, menos repetitivo y más eficiente.

Desfasado: formación lineal en tecnología 

Las prácticas de contratación están evolucionando, y ya no se demandan los mismos perfiles, habilidades o capacitaciones en los profesionales de TI. Se buscan profesionales más allá de aquellos que se hayan especializado en este campo, entendiendo que deben contar con otras cualidades relacionadas con el liderazgo, éxito académico, actividades extracurriculares y la querencia por la formación continua. Este tipo de expertos pueden conseguir capacitarse en las habilidades necesarias para el puesto.

De moda: reforzar los fundamentos

Reducir la brecha de habilidades es más sobre el desarrollo de buenas prácticas, que refuercen los conceptos básicos, que sobre especializarse en la última tendencia tecnológica, que puede distraer la atención (y los recursos) de necesidades y habilidades fundamentales. 

Desfasado: centrarse únicamente en habilidades tecnológicas 

Hay una serie de características, denominadas habilidades blandas, que resultan clave: elementos como habilidades sociales, empatía o buena capacidad comunicativa tienen un peso esencial en la parte de TI. Por ejemplo, el saber trasladar a la parte de la plantilla que no tiene conocimientos técnicos las necesidades, pautas de trabajo o solicitudes de sistemas es algo cada vez más relevante en el actual contexto de transformación tecnológica.

De moda: entrenamiento híbrido

El modelo de formación que mezcla capacitación remota y en persona resulta muy eficiente, ya que llega a distintos grupos, mejora los índices de asistencia a largo plazo y la satisfacción de los estudiantes, logrando los niveles adecuados de conocimientos. 

Desfasado: instrucción en aula

Este cambio en la forma de llevar los conocimientos a los trabajadores se completa com los entornos de capacitación virtual, que se espera que vivan un auge en los próximos años.

De moda: formación continua

Frente a la contratación de nuevo talento, la formación continuada se perfila como la opción mayoritaria para que las organizaciones se enfrenten al proceso de transformación digital, que requiere de actualización constante de los conocimientos. 

Desfasado: actualizarse una vez al año

No llega con asistir a cursillos de formación anuales (o semestrales), sino que se requiere de un refuerzo continuo, especialmente en temas de ciberseguridad.

De moda: desarrollando talento propio

Que las empresas faciliten las oportunidades para mejorar las habilidades de sus trabajadores ayuda a que este talento se quede en la casa. Más con las nuevas generaciones, que priorizan factores como la posibilidad de seguir formándose a la hora de elegir un puesto de trabajo. 

Desfasado: un enfoque inflexible

Los programas de capacitación deben introducir nuevos conceptos y permitir que los empleados tengan la oportunidad de ponerlos en práctica, lejos de seguir procesos cuadriculados.

De moda: formación en aprendizaje automático e inteligencia artificial

Son dos de las tecnologías del momento, y las organizaciones deben aprovechar para capacitar a su equipo de TI en el trabajo con estas herramientas, que muestran beneficios como la mejora de la experiencia de clientes y plantilla o una mayor eficiencia. 

Desfasado: realidad virtual y aumentada

Este tipo de tecnologías todavía no están en su momento de pleno aprovechamiento —incluso algunos especialistas piensan que están en la fase de desengaño, tras una época de 'hype'. Aunque se espera que su uso, sobre todo en entornos de fabricación, genere beneficios, a nivel formativo aún no se ha llegado a esta fase.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios