MOVILIDAD | Artículos | 26 AGO 2013

La empresa, cada vez más móvil

En dos años, el número de trabajadores móviles será de 1.300 millones, según IDC. La empresa móvil es una realidad cada vez más constatada con organizaciones de todos los sectores adoptando soluciones móviles para mejorar los procesos de negocio y sus ventas.
art_tablet_elección

El último estudio de Gartner asegura que en este 2013 se comercializarán un total de 2.400 millones de ordenadores, tablets y móviles, un nueve por ciento más que en 2012. En 2017, la cifra de venta superará los 3.000 millones; un volumen en el que la empresa tiene mucho que decir, tal y como señalan los datos de otra consultora, IDC, que estima que el número de trabajadores móviles en el mundo será de 1.300 millones en dos años.

 

Está claro que el futuro de la empresa es móvil y que la tendencia de Tráete tu propio dispositivo está incentivando la migración hacia este nuevo tipo de organización en movimiento. Además de los ejecutivos que viajan o se mueven con sus portátiles, los cuales deben proporcionarle un alto rendimiento para manejar aplicaciones de negocio y disponer de una batería que aguante largas jornadas de trabajo, la irrupción de nuevos dispositivos en el mercado, como los tablets, está dibujando nuevos escenarios que permiten acercar el negocio al cliente, especialmente en el sector retail o de servicios, y cambiar los procesos empresariales.

 

Pensemos, por ejemplo, en los vendedores de coches. Llevan un tablet con una aplicación para configurar el vehículo mientras el potencial comprador realiza una prueba de conducción. O en una tienda que ofrece a sus clientes el cobro desde un terminal móvil. O en los técnicos de un operador de telecomunicaciones, dotados con una tableta cuando realizan sus servicios de mantenimiento no solo para registrar las reparaciones sino también para ofrecer al cliente nuevas propuestas. Quizá no sean los mejores vendedores, pero son quienes tienen el trato directo con el cliente.

 

En este contexto, los responsables de tecnología corporativa deben asumir el reto de definir estrategias de movilidad claras y efectivas, preferiblemente estándares, más si cabe cuando tienen fuerzas de trabajo altamente distribuidas y crece la dependencia de un servicio al cliente móvil de alta calidad. Cuestiones como ¿qué dispositivo utilizo? ¿Por qué sistema operativo opto? ¿Serán compatibles mis aplicaciones? ¿Cómo protejo la información de estos dispositivos? O ¿cómo aporto valor a mi empresa? son los valores a tener en cuenta a la hora de optar por una plataforma de movilidad empresarial.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios