Caso de éxito
Retail

Candelsa pone la tecnología en el centro de su negocio

En el año 2017, la central de compras de electrodomésticos española inició una transformación digital sin precedentes con el objetivo de apoyar el crecimiento del negocio.

candelsa

Hablar de la compañía Candelsa es hablar de marcas tan conocidas en el sector retail como Euronics, Tien21 o Confort. Con más de 50 años de trayectoria y un volumen de ventas anual de 70 millones de euros, la empresa es una consolidada central de compras de electrodomésticos, electrónica de consumo y nuevas tecnologías presente en siete Comunidades Autónomas, a través de sus 232 puntos de venta físicos, o en toda España, en sus tiendas online

Pero, a pesar de su dilatada experiencia en el sector, en el año 2017, coincidiendo con un cambio en el equipo directivo, Candelsa tuvo que tomar una decisión estratégica para garantizar la continuidad de su negocio: hacer una apuesta clara por la innovación y volver a poner la tecnología por delante de todo. “A pesar de que desde nuestros inicios la tecnología siempre ha estado muy presente, antes de iniciar ese proceso de transformación digital nos dimos cuenta de que la dinámica y operativa de nuestro día a día había dejado sin cubrir unas necesidades tecnológicas que repercutieron en una falta de apoyo al negocio”, apunta Rubén Garrido, CIO de Candelsa

Entre los problemas que se encontraron en ese momento, el responsable de tecnología destaca, en primer lugar, el sistema base de la compañía, el ERP. “Teníamos problemas de robustez de los datos, de rendimiento de la infraestructura y un hardware muy obsoleto. El propio sistema daba dificultades en las tareas del día a día, como algunos procesos manuales que no se podían automatizar, costes repetitivos o problemas logísticos y de estructura interna, y eso afectaba a la relación con nuestros clientes y proveedores”. 

Desde el punto de vista de los clientes, la compañía tampoco era capaz de dar el apoyo necesario con su plataforma B2B. Por ello, a partir de 2017 comenzaron a potenciarlo. “El B2B es el principal negocio de Candelsa, la parte más importante, gracias a nuestras tiendas asociadas, luego era esencial darle una vuelta; teníamos muchos problemas para poder gestionar los pedidos de nuestros clientes en la plataforma anterior”. A partir de ahí, la compañía diseñó un nuevo proyecto B2B con una integración in house, sin dependencia de terceros, y 2018 fue un antes y un después en la relación con los partners. “A partir de ahí se consiguió una relación mucho más directa, en tiempo real y con toda la información disponible de stocks”.

 

Rubén Garrido.

 

Pero esto fue sólo el comienzo. Desde ese momento se diseñó una estrategia digital global con integraciones tan importantes para el negocio como una base de datos de producto (PIM), capaz de centralizar la información de la mercancía de los proveedores en todas las plataformas, la integración de EDI (sistema de comunicación de mensajería que facilita y minimiza la realización de tareas manuales) o la implantación, en 2021, de la versión S4HANA de SAP.

Antes de este cambio hacia un sistema SAP, “comenzamos a cambiar, capa a capa, todas las piezas de nuestra arquitectura, siendo conscientes de que con la llegada de SAP cambiaría el core de nuestro sistema, el ERP”, explica Garrido. Con la integración total de SAP en 2021 además, “conseguimos automatizar muchos procesos a nivel logístico y de administración de compras e integramos los pedidos de los grandes proveedores a través de EDI, facilitando la realización de tareas manuales”. 

 

Inversión

En cualquier proceso de transformación digital, el acompañamiento de los diferentes partners es esencial, aunque, en el caso de Candelsa, algunos de los proyectos se acometieron con equipo y tecnología in house. No es el caso de la integración del nuevo ERP, que se llevó a cabo con la compañía Seidor; o la remodelación del ecommerce, con una transición a Magento 2, que se está llevando a cabo junto a Somos Sinapsis.

En cuanto a la inversión económica que la compañía ha llevado a cabo desde que comenzara esta aventura en 2017, Garrido nos cuenta que ha sido de cinco millones de euros, “contando la renovación de todos los sistemas que hemos comentado”. 

No obstante, para la empresa, este coste ha supuesto una inversión y no un gasto, ya que, por ejemplo, gracias a la implementación del nuevo ERP, la recuperación en las ventas después de la pandemia ha sido muy rápida, así como la satisfacción de los clientes. “Las incidencias también se redujeron muchísimo. Con la nueva arquitectura se produjo una reducción en la gestión de incidencias con nuestros socios, así como en las logísticas. Además, la parte de manipulación de la mercancía dentro de nuestro almacén también ha mejorado mucho, sobre todo en los tiempos. Son muchos los indicadores que han hecho que tenga impacto en la cuenta de resultados de la compañía”. 

Una de las partes que se ha visto más beneficiada ha sido la integración con el almacén robotizado. Ahora, “tenemos la entrega de mercancía con un sistema inteligente donde ya no es el operario el que va al producto, es el propio producto, a través de unos carriles inteligentes, el que se desplaza automáticamente al operario. Esa integración con nuestro ERP es ahora más ágil y nos permite ahorrar tiempos de logística, de tramitación y de albaranes”.  

 

 

Un viaje de no retorno

Pero este viaje que la compañía inició hace poco más de cinco años aun no ha terminado. Para el CIO de Candelsa, “seguimos trabajando en muchos y nuevos proyectos. Una vez estabilizado el corazón de toda la arquitectura, estamos trabajando en un proyecto de renovación de los TPV, la app de cobro de las tiendas, que verá la luz el próximo año.  Además, estamos integrando la estructura de las tiendas de Miró (la compañía ha adquirido el 50% de su accionariado) dentro de Candelsa a nivel de procesos y operativo”. 

En esta línea, actualmente la empresa se encuentra focalizada en la transformación digital de las tiendas, sobre todo en la parte de comunicaciones, en cómo se comunican con la central y en cómo acercarse al socio a través de un software CRM, “una necesidad que hay que cubrir a corto plazo”, explica Garrido. Queremos conocer mejor qué incidencias y problemas tienen nuestros clientes, trabajar con ellos de forma más directa, no solo en ventas sino en marketing, ayudarnos con ese CRM. Y ahí está nuestro próximo reto”. 

 


TE PUEDE INTERESAR...

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones

Documentos ComputerWorld

commvault proteger Whitepapers


Registro:

Eventos: