El desarrollo interno de una 'app' permite a Mercadona ahorrar 150 millones en un año

El desarrollo, liderado en exclusiva por equipos internos de la compañía, ha seguido una metodología de desarrollo ágil y se ha construido sobre infraestructuras 'cloud' y marcos de trabajo de entrega y despliegue continuo.

Mercadona

Mercadona acaba de hacer públicos los resultados de la puesta en marcha de una herramienta de cálculo y control de costes que le ha permitido ahorrar hasta 150 millones de euros desde su puesta en marcha a principios de 2022. El proyecto, de desarrollo propio y conocido internamente como DPP (Direct Product Profit), ha supuesto una inversión de más de cinco millones de euros, fundamentalmente en recursos internos, y ya lo utilizan 600 personas en la compañía, tras haber recibido dos meses de formación.

Como toda iniciativa de estas características, nace como respuesta a una necesidad interna y se ha desarrollado con el claro objetivo de eficientar y optimizar procesos con la sencillez de uso en mente.

Tal y como han explicado a este medio desde la compañía, la razón principal que impulsó el nacimiento de esta herramienta fue la necesidad de optimizar la existente, que se había quedado obsoleta. Así, el resultado del trabajo interno del equipo TI de la compañía y de otros departamentos, ha sido un sistema de control de costes que refleja de forma científica los costes de cada proceso, que permite una comunicación fluida entre los distintos responsables y su contrastación y que es, además, accesible a través de una app intuitiva.

“Tecnológicamente nos enfrentábamos al reto de integrar la información de la empresa en un programa y a la vez construir un producto sencillo y visualmente atractivo para el usuario final”, declaran desde la compañía a CIO España.

El proceso ha seguido la metodología habitual de la compañía; detección de la necesidad, integración, prueba de validación y puesta en marcha. El primer paso, cuentan, fue desarrollar una teoría para asignar científicamente los costes de cada proceso, directo e indirecto, teniendo siempre en mente el objetivo principal: poder tomar la mejor decisión para mejorar eficiencia y optimización. En paralelo se trabajó en una teoría de toma de decisiones diseñada para asegurar que todos los cambios cumplieran las condiciones de rentabilidad y que garantizaran la calidad del producto y del servicio, al tiempo que se acercara a los proveedores al bloque. Todos los cambios incorporados fueron testeados en algunas tiendas antes de implantarlo en toda la cadena.

La construcción de DPP ha seguido una metodología de desarrollo ágil para la gestión de equipos y ha sido levantada sobre infraestructuras cloud y frameworks de desarrollo que permiten la entrega y despliegue continuos. Su desarrollo ha durado dos años y se puso en producción a principios de 2022. Desde entonces los resultados han sido notables.

 

Acceso y visibilidad de datos, aumento de rentabilidad y ahorro de costes

Los directivos implicados en los departamentos de Compras y Prescripción pueden ahora acceder a información sobre los costes de los procesos y la rentabilidad de los aproximadamente 8.000 productos que conforman el surtido de la compañía a través de la búsqueda directa por producto o del escaneado. La ficha de cada uno de ellos incluye información sobre ventas, precio, costes y rentabilidad y pueden hacerse simulaciones sobre cualquier cambio aplicable a cualquiera de las categorías.

Además de la mejora en la visibilidad y accesibilidad a la información y en los tiempos de toma de decisiones, la cadena de supermercados ha conseguido importantes ahorros en costes comerciales y logísticos. Mercadona estima que ha ahorrado hasta 150 millones de euros en costes desde el lanzamiento interno de DPP. Esta cantidad es la misma que la corporación destinó a TI en 2019.

La aplicación ha permitido, por ejemplo, mejorar en 30 minutos los tiempos de mantenimiento de la máquina del zumo de naranja, un detalle que redunda en un ahorro anual de cinco millones de euros. También ha conseguido reducir en cuatro millones de euros anuales los gastos derivados de las colas, tiempo de personal y ventas de la sección de comida preparada lista para llevar. Asimismo, la herramienta ha dejado al descubierto el excedente de productos no vendidos y desde la cadena calculan que ha ayudado a ahorrar 40.000 euros anuales en algunos productos como el queso fresco de cabra, al reducir el formato de venta de 12 unidades a seis.



TE PUEDE INTERESAR...

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones

Documentos ComputerWorld

ransomware lupa Whitepapers


Registro:

Eventos: