Retail | Noticias | 11 OCT 2018

El uso de realidad aumentada en mcommerce, un valor añadido en retail

Las posibilidades de esta herramienta hacen que resulte interesante plantearse apostar por ella.
realidad aumentada
Redacción

La tecnología de realidad aumentada está posicionándose como una tendencia a tener en cuenta en distintas industrias y verticales. El empleo en objetos reales de información visual, sean imágenes, audios, gráficos u otros, ayuda a enriquecer la interacción con el mundo, lo que puede ser un nicho a explotar por los negocios. Con unos usos todavía en exploración, el sector del retail es uno de los que está viendo cómo introducir la herramienta en sus modelos de negocio con éxito, en una estrategia que gira en torno a una palabra clave: inmersión

Un informe de Business Insider explora las posibilidades que la tecnología aporta al comercio vía móvil. El uso de realidad aumentada en mcommerce puede ayudar al cliente a conseguir una experiencia inmersiva, en la que llevar al hogar el formato tienda con posibilidades de prueba virtual de productos. Por ejemplo, en ropa, esto supone todas las comodidades de ir alternando distintas tallas o modelos, haciéndose a la idea de cómo le quedará, sin necesidad de desplazarse o sin arriesgar a pedir a ciegas. Para muebles y elementos de menaje, el beneficio es evidente, en tanto se trata por norma de elementos más voluminosos y así se hace una mejor imagen de su disposición sin necesidad de grandes cambios. La realidad aumentada encuentra también un buen campo de aplicación en la venta de productos cosméticos de belleza.

El empleo de esta herramienta, un ejemplo de cómo el marketing y la tecnología están reforzando su vínculo, es también una ventaja para los negocios, a los que se facilita una mayor información sobre el stock, como conocer los productos que más éxito tienen o las tallas más demandadas. El uso de una tecnología de vanguardia que facilita la compra al cliente es también un refuerzo a nivel de imagen, y ayuda a difundir el producto entre mercados más dispersos geográficamente, agilizar las ventas y reducir las devoluciones, entre otros beneficios. 

Además de por la vía de las aplicaciones propias, las plataformas sociales son también un ejemplo de uso de realidad aumentada en retail. En este caso, el empleo está más orientado a la vía de la promoción, gracias a imágenes o vídeos enriquecidos por las herramientas que ofrecen redes tipo Instagram o aplicaciones como Snapchat y que, de nuevo, dan la posibilidad de realizar experiencias inmersivas a las marcas, con las que atraer a los clientes. 

Hay que tener muy presente dos factores en la aplicación de la realidad aumentada al comercio. Por un lado, el tema económico, ya que al ser una tecnología puntera, realizar creaciones con realidad aumentada de calidad pueden rápidamente disparar los presupuestos. Por otra parte, el público al que se dirige y los dispositivos y la familiaridad tecnológica que tienen, ya que no todos los clientes van a saber o querer emplear este tipo de recursos, por lo que se trataría de una inversión vana. La realidad aumentada tiene características de enriquecimiento que la definen como un elemento de diferenciación clave, aunque a la hora de trabajar con ella, hay que poner en la balanza las posibilidades reales de la compañía con el resultado que puede proporcionar.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios