Retail | Noticias | 02 ENE 2019

IA en retail: la oportunidad de los 300.000 millones de dólares

La aplicación de inteligencia artificial en comercio minorista se está revelando como una iniciativa rentable y que no influye en la desaparición de empleos, pero todavía debe realizarse un despliegue mayor para aprovechar sus ventajas.
retail
Redacción

El empleo de inteligencia artificial se está constantando como una vía de apoyo e impulso a nivel empresarial. Entre las compañías que ya han implantado herramientas con base en IA, la mayoría registran ya beneficios; un 83%, según datos de una encuesta de Deloitte entre más de mil responsables de TI y negocios de organizaciones estadounidenses. Si bien sus posibilidades se extienden a prácticamente todas las industrias, no en todos los verticales hay las mismas expectativas o planes respecto a su uso. 

Un reciente estudio de Capgemini profundiza en su papel para el sector del comercio minorista, y lo hace aportando una cifra: 300.000 millones de dólares. Esta es la cantidad que los 'retailers' se podrían ahorrar en el futuro, de introducir inteligencia artificial a lo largo de toda la cadena de distribución de los productos. Sin embargo, en los casos analizados para el informe (400 comercios a escala global que están desplegando IA y que representan el 23% del mercado en ingresos), solo un 1% muestran el grado de despliegue necesario para alcanzar estas cifras, que requerirán de una implementación a plena escala. 

El documento muestra ciertas diferencias respecto a los datos de 2017. Aumenta el porcentaje de empresas que cuentan con iniciativas de IA: desde el 17% que decían tenerlas en 2017, se ha subido a un 28%. Es, además, una cantidad siete veces superior a la que se detectaba en 2016. Respecto al impacto, los agentes de esta industria esperan de forma mayoritaria, en un 99 y 98% de los casos, que las ventas se incrementen y las quejas de los clientes se reduzcan, en ambos casos hasta en un 15%. Hasta el momento, los casos de uso de la IA demuestran tener una importante rentabilidad cuando se aplican a la parte de operaciones —aunque constituyen poco más de la cuarta parte de empleos que se les da—, con aplicaciones por ejemplo para tareas de compra, detección de robo u optimización en la cadena de suministro. 

Frente a la creencia popular de que la IA acabará con los empleos humanos, el estudio de su uso en retail indica lo contrario: el 71% de los minoristas dicen que se están creando empleos gracias al uso de inteligencia artificial, con un 68% de los nuevos roles encuadrados en cargos superiores. El 75% de los participantes dice no haber sustituido ningún trabajo en su organización por la aplicación de esta herramienta. 

Este ha sido un año de mayor expansión de la IA y, por tanto, de profundización en el trabajo con esta tecnología; de ahí que se perciba un mayor realismo en su uso y en los conceptos necesarios para su aplicación. Por ejemplo, el porcentaje de personas que afirman que tienen las habilidades necesarias para implementar IA ha bajado de 78% en 2017 a 53% en la actualidad. Más de ocho de cada diez minoristas en 2017 confiaban en que su ecosistema de datos estaba preparado para la implementación de inteligencia artificial; un año después, esta cifra se ha reducido al 55%. Finalmente, aquellas organizaciones que afirman tener una hoja de ruta para el despliegue de IA han bajado del 81% en 2017 a únicamente el 36% en la actualidad.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios