Sanidad | Noticias | 17 JUN 2019

El 'blockchain' se aplicará en trazabilidad de productos farmacéuticos

Un nuevo programa de apoyo de la FDA, la organización que lleva temas de medicamentos en Estados Unidos, aborda el desarrollo de un sistema electrónico de identificación.
pastillas
Redacción

El 'blockchain' está viviendo un impulso importante a su uso en trazabilidad, como mecanismo para asegurar cada uno de los pasos que sigue un producto o bien en una cadena de producción y distribución. Se han empezado a aplicar ya en algunos supermercados, vinculados a productos como el pescado o el pollo. El sector del lujo está probándolo como garantía ante posibles falsificaciones. También se indaga en sus posibilidades para la certificación en la industria energética.

Ahora, un nuevo proyecto investiga su utilidad para el sector farmacéutico. La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos, la FDA, ha puesto en marcha un programa de apoyo para contribuir al desarrollo de un sistema electrónico e interoperable que identifique y rastree ciertos medicamentos recetados a medida que se distribuyen en los Estados Unidos.

La propuesta se asume dentro de la Ley de Seguridad de la Cadena de Suministro de Medicamentos de los Estados Unidos (DSCSA, por sus siglas en inglés), que aborda los requisitos para identificar y rastrear los medicamentos recetados y las vacunas distribuidas en los Estados Unidos. La FDA ha seleccionado ya a las compañías IBM, KPMG, Merck y Walmart como parte de este programa.

La tecnología de cadena de bloques crea un registro permanente e inmutable, dentro del cual es prácticamente imposible manipular la información que se incluya y que se puede integrar con las herramientas y procesos actuales de trazabilidad. En el caso de este programa, cada una de las compañías seleccionadas aporta una experiencia única al proyecto, que creará una red de 'blockchain' con permiso compartido que permite el monitoreo en tiempo real de los productos. 

La red propuesta busca cumplir varios objetivos: ayudar a reducir el tiempo necesario para rastrear el inventario; permitir la recuperación oportuna de información de distribución confiable; aumentar la precisión de los datos compartidos entre los miembros de la red; y ayudar a determinar la integridad de los productos en la cadena de distribución, con datos como si los productos se mantienen a la temperatura correcta.

Se prevé que el programa piloto se complete en el cuarto trimestre de 2019. Posteriormente, se compartirán los resultados en un informe de la FDA.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios