Sanidad | Noticias | 13 JUL 2020

El Gregorio Marañón pone la innovación al servicio de sus pacientes

Mejorar el sistema público de salud y lograr la excelencia técnica y humana es el gran objetivo que se marca el Hospital Gregorio Marañón en su proceso de digitalización. Así lo expresaron sus profesionales en el marco del evento 'Health IT 2020'.
health IT Gregorio Marañón
M. Moreno

 

“La misión de la transformación digital del Hospital General Universitario Gregorio Marañón es mejorar la salud y la calidad de vida de las personas y lograr la excelencia técnica y humana”. Estas palabras, dichas por su jefe de servicios de proyectos TIC, Raúl López, en el marco del evento Health IT 2020, organizado por IDG, resumen a la perfección la importancia y transversalidad que han adquirido las nuevas tecnologías en todas las industrias. “Queremos posicionarnos a la vanguardia científica y tecnológica”, añadió. Para cumplir estos objetivos, el área de sistemas informáticos da soporte a más de 20 edificios, 3.800 unidades de trabajo, 35 aplicaciones de control y más de 300 servidores.

Además, el centro cuenta con varios proyectos innovadores, como el laboratorio de impresión 3D, que se abrió hace seis años convirtiéndose en pionero en España. Tal y como explicó Diego Trapero, responsable técnico de la unidad de Impresión 3D del hospital, en esta división interactúan tanto profesionales médicos como ingenieros para construir las piezas físicas y generar conocimiento interno. “Nacimos con mentalidad de startup y en este tiempo hemos conseguido obtener más de 900 casos de uso; entre 200 y 300 por año”, dijo. Entre los proyectos destacan los biomodelos, que se basan en imprimir parte de la anatomía de un paciente para que el médico pueda tomar decisiones y preparar intervenciones. Asimismo, el laboratorio elabora unas guías, potenciadas con realidad aumentada, que se utilizan de ayuda en las cirugías. Como clave del éxito del proyecto, Trapero volvió a recalcar la importancia de la unión de la parte técnica con la clínica. “Necesitamos de estas conversaciones con los sanitarios para mejorar los productos y dar un servicio de garantías”.

 

Tecnología para generar eficiencias

Es tal el valor que el Gregorio Marañón ha dado a la digitalización que ha conseguido que esta redunde en todas sus áreas. Como ejemplo, contó Javier Bermejo, cardiólogo del hospital, que su división tiró de las TIC para hacer frente y solucionar el exceso de demanda de las consultas. En 2019, contaban con previsiones de que cerca de 1.000 consultas de cardiología se iban a quedar sin atender. Por ello, el departamento de TI realizó un proyecto que brindó gráficas informativas en las que detallaban la heterogeneidad de cada consulta, paciente y médico para agilizar este cuello de botella que se había generado. El resultado, que Bermejo tildó de “éxito”, arrojó que una de cada cinco consultas no era necesaria. “Esto denota que en los hospitales hay graves problemas de comunicación”, aseveró. “Para paliarlos, integramos herramientas de videoconferencia, lo que nos ha permitido organizarnos. Aún queda mucho por avanzar y por capacitarnos en estos entornos, per la combinación de estos recursos con sistemas de inteligencia artificial y los llamados Historiales Clínicos Electrónicos suponen una oportunidad de transformación sin tener que hacer grandes inversiones ni registros exhaustivos”.

 

El paciente, en el centro del tratamiento

Por su parte, Ana Herranz, jefa de sección de farmacia del Gregorio Marañón, aseguró que “la tecnología debe ser una obligación porque nos ayuda a conseguir mayor seguridad y eficiencia en la atención a los pacientes en el avance del sistema sanitario”. En su departamento ha ayudado a mejorar el uso de los medicamentos controlando todo el proceso de movimiento desde su compra hasta que llega al paciente. “Contamos con un mapa de procesos que va desde la evaluación e información del medicamento hasta su adquisición y prescripción médica”.

En este aspecto, la especialista apuntó que la pandemia de coronavirus ha acelerado la innovación y proyectos como seguir tratando a los pacientes de manera remota mediante la automatización y la prescripción electrónica. El hospital quiere trasladar ese conocimiento mediante algoritmos que lleguen en tiempo real tanto a los usuarios como a los médicos para la toma de decisiones y así generar conocimiento de la práctica diaria. Sus laboratorios trabajan con datos que dicen que el 83% de los españoles considera importante o muy importante la tecnología para su salud. Y, que un 66% de sus usuarios utilizan sus dispositivos móviles para informarse sobre las distintas medicaciones. Por ello, han creado una aplicación para mantener el contacto y el intercambio de información con los pacientes que reciben tratamiento de quimioterapia por vía oral. “La tecnología humaniza, nos permite dar una mejor atención y poner al paciente en el centro de su tratamiento”, concluyó.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios