Sanidad | Noticias | 03 JUL 2019

Los españoles apoyan el uso de analítica de datos para salud

España está insuficientemente digitalizada, según un informe de una consultora, aunque sí que muestra puntos fuertes en su desarrollo.
sanidad
Redacción

El 'big data' y la analítica tienen aplicaciones en múltiples áreas, entre ellas la de la salud. Aunque a veces existan reticencias, la percepción por parte de los usuarios de su uso en las industrias vinculadas a la sanidad es buena. Así lo indica un estudio de Sopra Steria Consulting, según el cual los españoles son los europeos más dispuestos a seguir las recomendaciones basadas en el análisis digital de sus datos sanitarios.

La investigación se ha realizado en base a encuestas a a más de 1.200 ciudadanos de seis países europeos: Francia, Reino Unido, Alemania, Noruega, Bélgica y España, con el resultado de que, en general, hay una percepción positiva del uso de la información personal. Esto se percibe, en particular, en los posibles riesgos de interacciones medicamentosas y en los exámenes médicos que deben realizarse según su edad y estado de salud, donde alrededor de nueve de cada diez ciudadanos aprueba que se utilicen. 

De acuerdo al estudio, que recoge la agencia Europa Press, España tiene un sistema descentralizado con puntos fuertes, como la mayor agilidad en el despliegue de iniciativas innovadoras, pero en general está aún insucientemente digitalizado. Además, la regionalización de la sanidad incide en una disparidad de la oferta sanitaria. 

Entre otros puntos fuertes que se destacan está el compromiso en la reducción de la fragmentación de la oferta asistencial, la adopción de algunas iniciativas, como el despliegue de los historiales médicos electrónicos o medidas de prevención y cribado como las adoptadas en el cáncer de mama.

En relación al uso de tecnología, los participantes consideran que ofrece nuevas oportunidades de mejora, con un 77% de los encuestados señalando que la digitalización mejorará la calidad del sistema de salud. Las expectativas con respecto a la digitalización son "muy altas" en todos los países, en todas las etapas de la atención sanitaria desde la prevención (77%), monitoreo de enfermedades crónicas (74%), relevancia de los diagnósticos (73%), asistencia a las personas con pérdida de autonomía (71%), la rapidez de la atención (69%) y la calidad de los seguimientos después de la hospitalización (66%).

Al mismo tiempo, los europeos encuestados coinciden en que actualmente no hay una solución digital sucientemente desarrollada y casi la mitad de ellos no están satisfechos con los sistemas de telemedicina actuales (49%), el nivel de inteligencia articial utilizado para mejorar la prevención, el diagnóstico y el tratamiento (44%) y el intercambio de datos de salud entre diversos profesionales de la salud o entre profesionales de la salud y sus pacientes (43%).

Finalmente, menos de uno de cada dos europeos (47%) y algo menos de uno de cada dos españoles (49%) creen que los registros médicos compartidos no están sucientemente desarrollados.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios