Opinión
CIO

Migrar del 'hacer' al 'ser digital' para ser relevante en el mercado

“Ser digital” es un requisito de negocio básico para lidiar con la volatilidad actual. Las dinámicas del mercado, un contexto geopolítico hostil y la evolución continua de las necesidades y preferencias de los consumidores ‘exige’ a las empresas agilidad y resiliencia.

cambio
Créditos: Brett Jordan (Unsplash)

La pandemia de la COVID-19 fue el primer gran ‘proyecto piloto’ para evolucionar de un modelo operativo tradicional a uno digital. La situación impuso una digitalización acelerada que garantizara la continuidad del negocio. Sólo en España el 74% de las empresas pisó el acelerador de su hoja de transformación digital en 2020 y el 62% proyectaba un incremento en esta partida para 2021 dado el contexto de incertidumbre, según el Estudio de Índice de Madurez Digital de las empresas en España.

A pesar de estos esfuerzos, el grado de digitalización sigue estando lejos de lo que demandan las circunstancias: hoy sólo una de cuatro empresas en España está muy avanzada en digitalización, como apunta el estudio Adaptación Digital 2022, lo que pone de manifiesto que, en muchos casos, se impulsaron iniciativas de transformación aisladas. Las empresas aprendieron a trabajan en clave digital, pero no asumieron una reinvención de la organización para el ecosistema digital.  Este salto del ‘hacer’ al ‘ser’ implica abandonar un modelo con foco en los requisitos del negocio por otro enfocado más en los clientes, abrazar una cultura de innovación constante y adoptar una forma de trabajar resiliente.  Sólo así se puede anticipar y responder de forma ágil a los continuos cambios en el mercado y mejorar constantemente la forma de trabajar y ofrecer valor a los clientes.

Hoy pocas empresas se encuentran en esta estadio, tal y como revela el estudio de McKinsey The new digital edge: Rethinking strategy for the postpandemic era: sólo el 11% de los ejecutivos cree que sus actuales modelos de negocio serán económicamente viables en 2023.

 

El CIO, de tecnólogo a estratega de negocio

Imbuirse en este proceso es un mandato para seguir siendo relevante para el mercado: o se es digital o no se es. Pero, ¿quién debe asumir el liderazgo en este proceso de transformación? El CIO es una figura que está cobrando mayor peso fuera del propio departamento de TI. Es el experto en tecnología pero, de un tiempo a esta parte, va asumiendo también el papel de creador de valor y catalizador de cambio de modelo, como recoge el estudio State of the CIO 2022

Sobre esta premisa, el CIO debe sumar a su expertise tecnológico un conocimiento profundo del negocio que le permita entender cómo tecnologías, como la IA, el cloud o la automatización, pueden transformar la compañía, generar nuevas vías de crecimiento y oportunidades. 

Aunque el liderazgo de la transformación digital recae en su figura, es importante recordar que no debe estar solo ante este desafío, que implica cambios en toda la organización (procesos, personas y tecnología). El CEO debe ser su compañero de viaje. Sin su implicación y compromiso será complicado que se ‘digiera’ y se adopte esta metamorfosis para convertir a la organización en un ente que triunfa en la era digital.

 

 

Artículo escrito por Manuel Ávalos, country manager para el sur de Europa de Cognizant, patrocinador Diamond de los Premios CIO 100 Awards 2022

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


TE PUEDE INTERESAR...

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 

Partnerzones

Documentos ComputerWorld

commvault proteger Whitepapers


Registro:

Eventos: