Transportes | Noticias | 05 MAR 2020

El Mayflower resucita como barco autónomo

Comienzan las pruebas con una embarcación dirigida mediante inteligencia artificial, que planea repetir la ruta del célebre navío.
Mind of Mayflower demo
Redacción

En 1620, el barco Mayflower conseguía superar con éxito su travesía por el Atlántico, desde Inglaterra a Estados Unidos, para dejar en este último país a la que sería la primera colonia anglosajona de Massachusetts. Un viaje histórico que se recrea, 400 años más tarde, adaptándolo a su época: el nuevo Mayflower será un barco autónomo, que cruzará el Atlántico sin tripulación, capitaneado mediante inteligencia artificial

Este es un proyecto conjunto de la compañía IBM y la organización de investigación marina Promare, que están inmersas en el desarrollo de la tecnología de la que acaban de anunciar las primeras pruebas —en tanto se concluye la construcción del trimarán en Gdansk, Polonia—. Estos tests se realizarán en el mes de marzo frente a la costa de Plymouth, el Reino Unido, en un barco de investigación que irá equipado con un prototipo de este capitán habilitado por IA y que contará en sus primeros recorridos con el apoyo de tripulación humana. 

En las pruebas se analizará el empleo de cámaras a bordo, IA y sistemas de edge computing en la navegación. Se trata de evaluar su efectividad en entornos reales y de captar nuevos datos con los que perfeccionar los modelos de aprendizaje del barco. Los test tendrán una duración de tres meses en los que contará con el apoyo de capitanía humana. A partir de mayo se realizarán pruebas adicionales para evaluar la plena autonomía del nuevo Mayflower.

Para llegar a esta fase han sido necesarios dos años de trabajo, durante los cuales los equipos implicandos han entrenado los modelos de IA del barco mediante más de un millón de imágenes náuticas y de bases de datos de código abierto. Se ha empleado un IBM POWER AC922 para el proceso de aprendizaje de máquina y tecnología de visión computarizada de IBM PowerAI Vision, con la que se espera que este capitán virtual detecte barcos, boyas y otros obstáculos en su recorrido.

Durante el futuro viaje, dado que no habrá acceso a banda de ancha, se empleará un sistema de edge computing totalmente autónomo para procesar la información captada de forma local y ágil, reduciendo además el trabajo con datos y su almacenamiento en el barco. Este se ejecutará en Red Hat Enterprise Linux y en las soluciones de edge computing de IBM y estará alimentado por varios dispositivos Xavier NVIDIA a bordo

El objetivo es conseguir llegar desde Inglaterra a Estados Unidos sin capitan ni tripulación humana, solo con el apoyo de las herramientas tecnológicas. Desde IBM apuntan que, de completarse, seguramente se erija como la primera embarcación de tamaño completo y totalmente autónoma en cruzar el Atlántico



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios