Transportes | Noticias | 02 DIC 2019

El sistema de pago móvil se expande en la EMT

Desde el 30 de noviembre se puede pagar el viaje mediante tarjeta 'contactless', 'smartphone' u otros dispositivos inteligentes en todos los autobuses de Madrid.
Autobús EMT
Redacción

Comienza la segunda fase del proyecto de expansión de sistemas de pago en la Empresa Municipal de Transporte de Madrid. Banco Santander, Mastercard y la propia EMT han expandido el pago con tarjeta contactless y dispositivos móviles a toda la flota de autobuses de su red de líneas. La iniciativa comenzaba a probarse en febrero en la línea Exprés Aeropuerto y, desde entonces, se había implementado en las líneas 27, 70, M1 y M2. 

Este modelo facilita que las personas que quieran emplear la red de autobuses de Madrid puedan pagar por un trayecto sencillo sin necesidad de contar con efectivo, simplemente acercando su tarjeta, móvil o dispositivo equivalente. Para las personas que conducen el vehículo, el trabajo de gestión se simplifica, al no depender tanto del dinero físico y el cambio. 

Con este nuevo paso, se transforman 2.075 autobuses, con los que se dará servicio a las 213 líneas que componen la red de este transporte en la región. 

El objetivo final es expandir el sistema para que cubra todos los servicios que integran la EMT, entre los que estarían BiciMad, los parkings de rotación, el servicio de Grúa Municipal y el Teleférico. También en esta última fase se expandirá el modelo de pago por uso, gracias al que se podrá calcular la tarifa final después de realizar los trayectos. Con esto, los participantes quieren situar a Madrid "en la vanguardia europea en sistemas avanzados de pago en autobuses urbanos, solo por detrás de Londres", explican en un comunicado. 

No es el único cambio con el que está experimentando la red de autobuses de la capital. Recientemente se conocía que las organizaciones implicadas en el despliegue del pago móvil por uso están también probando un sistema de reconocimiento facial para el pago, que combina una aplicación del usuario y una cámara en el propio autobús para realizar una identificación y un pago más ágiles. 

También la red de metro se está actualizando con la introducción de nuevas tecnologías. En este caso, el sistema de ventilación incorporaba a principios de año un servicio basado en inteligencia artificial para asegurar la calidad del aire y reducir el coste energético y las emisiones de CO2.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios