Turismo | Noticias | 16 OCT 2018

Tecnología y turismo artístico: un algoritmo para gestionar las colas en la Galería Uffizi

La institución ha probado un nuevo sistema de venta de entradas que emplea big data para evitar las esperas innecesarias.
cola espera
María Ramos

Cuando se habla de aplicar tecnología al arte, se pueden pensar varias cosas. Por ejemplo, en una performance moderna, en la que se emplean medios digitales para llevar a una representación artística. Puede asimilarse a los procesos de transformación digital que se realizan en las instituciones que custodian el arte, en tanto emplear la tecnología para acercarla al público, desde digitalizando colecciones a desarrollando aplicaciones que permitan una experiencia inmersiva. Pero la tecnología tiene también un importante papel en lo que se refiere a la gestión del arte como recurso turístico, y así lo están descubriendo en Florencia. 

En esta ciudad italiana se encuentra la Galería Uffizi. Un santuario del arte, en el que se pueden admirar las obras de Botticelli y Caravaggio, da Vinci y Michelangelo, entre muchos otros. Uno de los museos más frecuentados del mundo, el que más visitantes recibe de todo su país. Esto hace que, antes de entrar en el espacio, sea casi obligada una espera previa en la cola, que en la temporada alta puede ser de hasta tres horas. O, al menos, era así hasta ahora. La Galería Uffizi acaba de probar un nuevo sistema de venta de entradas inteligente que podría terminar con las largas esperas. 

Este sistema emplea un algoritmo para ajustar los tiempos de visita y evitar tiempos muertos. Para esto, calcula la cantidad de público gracias a los cupones impresos en despachos interactivos, situados bajo la propia galería. Cada visitante recibe uno de estos tickets, en el que figura la hora a la que tiene que entrar. Para realizar esta estimación, el sistema no sólo tiene en cuenta el número de personas, sino que además emplea dicho algoritmo, derivado de un modelo estadístico desarrollado a través de big data. El cálculo bebe de la información recabada a lo largo de dos años para ajustar la hora a la que el visitante podrá acceder al recinto. 

El formato de suministro de entradas se ha probado durante una jornada de acceso libre al museo, y según explica el director de la Galería, Eike Schmidt, ha funcionado “muy bien”. Schmidt ha adelantado que pronto se implantará este formato de ventas como estándar, “será la forma ordinaria de acceder a la Uffizi”. En total, 7.561 visitantes pudieron entrar en el centro durante el día de pruebas sin necesidad de esperas. 

El nuevo sistema ha sido desarrollado por la Universidad de L’Aquila, que forma parte del equipo Digital Cities Challenge de la ciudad que le da nombre. Este es un programa lanzado en 2017 por la Comisión Europea para ayudar a 41 ciudades de la UE a desarrollarse e implementar políticas relacionadas con las nuevas tecnologías, de forma que ayuden a la transformación digital de todas las personas y organizaciones con base en esta localidad. L’Aquila fue una de las elegidas en la primera ronda. Dentro del programa hay también tres ciudades españolas: Algeciras, Granada y Alcoy.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios