| Noticias | 14 JUL 2008

Aún existen obstáculos para el despliegue a gran escala de iPhones en la empresa

Tags: Actualidad
Seguridad, dependencia de un determinado operador y falta de interoperatividad con otras plataformas móviles son, en opinión de Patricia Wilkey, responsable mundial del integrador EDS para sobremesas y movilidad, escollos importantes para el éxito de los despliegues de iPhones de Apple a gran escala dentro de los entornos corporativos.
Marta Cabanillas
Muchos usuarios esperan con ansiedad la implementación de los nuevos terminales iPhone de Apple en los entornos corporativos. El software iPhone 2.0, lanzado oficialmente el pasado viernes, así como el dispositivo de próxima generación iPhone 3G, que incluye soporte para el protocolo ActiveSync utilizado por el sistema de correo electrónico Microsoft Exchange –el más popular entre los usuarios empresariales- lo harán aún más atractivo para tales entornos, suponen avances importantes para hacer realidad tal deseo.

Sin embargo, Patricia Wilkey, responsable global para movilidad y desktops del integrador de sistemas EDS tiene un punto de vista bastante escéptico respecto de la preparación del nuevo dispositivo para despliegues corporativos de amplia escala. De hecho, Wilkey asegura que su empresa “hasta ahora no ha recibido un elevado número de peticiones de sus clientes para incorporar iPhone a sus entornos”. Cuando existe el interés de integrarlo en los procesos empresariales, generalmente se limita a algunos “ejecutivos que han recibido el dispositivo como un regalo”, explica Wilkey, y que poco a poco han ido mostrando las ventajas del dispositivo a sus colegas.

Encriptación y control remoto

En el pasado, muchos expertos han cuestionado en repetidas ocasiones que las características de seguridad del iPhone resultaran suficientes para satisfacer las necesidades empresariales. Apple ha intentado responder a estas críticas en la versión 2.0 del software del teléfono, integrando en ella funcionalidades de seguridad adicionales, como la encriptación SSL de 129 bits o la posibilidad de borrar remotamente el contenido de los dispositivos en caso de extravío o robo.

Sin lugar a dudas, Apple ha dado algunos pasos adelante, y lidera el mercado, según muchos, en términos de interfaz de usuario de su dispositivo, pero, en opinión de Wilkey, siguen existiendo otros retos importantes a superar por la compañía aparte de la seguridad, incluida la facilidad con que las aplicaciones iPhone podrán interactuar con otras plataformas móviles en un entorno empresarial, como el sistema Windows Mobile basado en .NET.

La estrategia seguida por Apple de llegar a acuerdos exclusivos con un determinado operador en cada país constituye otro considerable inconveniente para la amplia implementación de iPhone en entornos empresariales, según Wilkey. Como es sabido, las compañías no ven ni mucho menos con buenos ojos cualquier tipo de dependencia de un suministrador particular.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información