| Noticias | 25 MAR 2010

Bruselas debate el acceso de EE UU a los datos personales de los europeos

La Comisión Europea ha propuesto un nuevo acuerdo para legalizar que Estados Unidos pueda acceder a los datos bancarios de los ciudadanos europeos. El objetivo primordial es la lucha contra el terrorismo internacional y salvaguardar la privacidad de los habitantes de la Unión.
Javier de Lorenzo

El mes pasado el Parlamento Europeo rompió el acuerdo provisional entre el ejecutivo comunitario y Estados Unidos para permitir la transferencia de los detalles bancarios de los ciudadanos europeos al país norteamericano. El acuerdo se bloqueó porque no garantizaba la protección y la privacidad de los datos. Ahora, es la Comisión Europea quien debe alcanzar un acuerdo para que no peligren los derechos de los habitantes de la Unión y, al mismo tiempo, se mantenga la cooperación contra el terrorismo.

Desde Estados Unidos se ve el futuro acuerdo como algo fundamental contra la lucha antiterrorista internacional, puesto que en la actualidad, las leyes de la Unión Europea prohíben la transmisión de los datos bancarios de sus ciudadanos a otros países. Las autoridades estadounidenses apuntan que con este acuerdo se podría avanzar mucho en el seguimiento de la financiación de operaciones terroristas.

Las negociaciones han dejado a SWITF, la organización belga responsable de la mayor red internacional de comunicaciones bancarias, en el centro del debate y en una especie de vacío legal hasta que finalicen las negociaciones. El caso SWIFT se inició en 2001 cuando compartió con Estados Unidos los detalles de varias de sus transferencias bancarias, justo después de los atentados terroristas del 11-S, sin comunicarlo a las autoridades de protección de datos de la Unión Europea.

Según apunta Cecilia Malmström, Comisaria de Asuntos Interiores de la Comisión Europea, "el terrorismo sigue siendo una de las principales amenazas en seguridad de la Unión Europea y necesitamos poner en práctica instrumentos que nos den cierta ventaja, permitiendo una cooperación internacional más eficaz”. Asimismo, la Comisaria presionará para que el acuerdo tenga “el mayor grado posible de protección para los ciudadanos de la Unión”, sobre todo porque se realizará un seguimiento periódico del proceso y las solicitudes de los datos personales tendrán que ser aprobadas por la autoridad judicial.

Vivian Reding, vicepresidenta y responsable de Justicia y Derechos Fundamentales de la Comisión Europea, apunta que el nuevo acuerdo podría ser recíproco, es decir, que también la Unión Europea tendría acceso a los datos bancarios de los ciudadanos de Estados Unidos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información