| Noticias | 09 ABR 2010

La proliferación de versiones de Android pone en riesgo la plataforma, según IMS

Android, el sistema operativo para móviles de Google, está experimentando un crecimiento muy rápido, pero un reciente estudio desvela que las distintas nuevas versiones de la plataforma móvil hacen que muchos desarrolladores lo tengan muy difícil a la hora de realizar aplicaciones para cada nueva versión.
Javier de Lorenzo

El estudio realizado por la consultora IMS confirma el gran momento que atraviesa Google gracias al éxito cosechado por Android en el mercado de la telefonía móvil. En concreto, el año pasado se vendieron más de 6 millones de terminales móviles con sistema operativo Android y, según la consultora, se pronostica que este año la cifra alcance los 20 millones de unidades vendidas

No obstante, el estudio advierte que estos buenos resultados también tienen su parte negativa, sobre todo por la rápida evolución que han experimentado las versiones de Android, que han pasado de la versión 1.5 a la 2.1 en menos de un año. Por esta razón, muchas aplicaciones escritas para una versión del sistema operativo pueden no ser compatibles con otras versiones posteriores de Android; lo que ha generado, explican desde IMS, una fragmentación del mercado de la plataforma móvil. Tal y como apunta el analista de IMS, Chris Schreck, “normalmente, las actualizaciones de una plataforma se producen a un ritmo mucho más lento y la fragmentación está bien controlada”

Esta fragmentación, según apunta la consultora, supone una gran preocupación para los desarrolladores, dado que no está al alcance de todos poder diferenciar los diversos tipos de sistema operativo y sus correspondientes códigos, que en muchos casos son modificados, con la complicación que ello supone. Además, las múltiples variaciones de un mismo sistema operativo limitan el mercado potencial de sus aplicaciones. El estudio de IMS explica que el problema de la fragmentación va más allá de la dificultad que supone para los desarrolladores, ya que también llega a los vendedores y operadores de red móvil, puesto que cada variación en el sistema operativo hace que aumente el gasto para mantenerlo.

No obstante, la consultora confirma que Google tiene previsto hacer algunos cambios en su política de actualizaciones para evitar esta fragmentación. Por un lado, reducir el ritmo de las actualizaciones para Android y, por otro lado, disociar las actualizaciones de software de los operadores de redes móviles, permitiendo así que los usuarios puedan actualizar sus dispositivos desde el Android Market.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información