| Noticias | 17 SEP 2007

SCO se declara en bancarrota

SCO Group se ha declarado en suspensión de pagos solicitando la protección por bancarrota acogiéndose al capítulo 11 de la ley de quiebras de Estados Unidos.
Marta Cabanillas

En su momento respetado suministrador del sistema operativo Unix, SCO es hoy más conocida por su batalla legal contra IBM en relación con el soporte por parte de ésta de Linux. SCO ha reclamado siempre derechos sobre Linux, aunque sus críticos la han acusado de buscar en realidad un acuerdo financiero con IBM, al ver la fuerte inversión que ésta estaba realizando durante los últimos añosen el sistema operativo de código abierto.


El capítulo 11 bajo el que SCO ha pedido protección ha sido creado para ofrecer un respiro a las empresas en quiebra, permitiéndolas interrumpir sus pagos temporalmente mientras idean la forma de reflotar su negocio.


Según muchos de los críticos de la organización, la bancarrota era algo previsible. “La verdad es que no estoy sorprendido”, asegura Jim Zemlin, director ejecutivo de Linux Foundation. “Su estrategia legal era enfermiza y desacertada. Compañías como Red Hat, IBM y muchas otras han probado que es mucho más inteligente contruir un negocio alrededor de Linux que atacarlo en los tribunales”.


El proceso legal ha sido ciertamente muy costoso. SCO ha perdido dinero durante años, en parte, debido a los millones de dólares que ha tenido que invertir en pagar a sus abogados, y ha visto cómo su negocio principal de software Unix ha ido en declive.


SCO tenía el pasado junio tan sólo 13 millones de dólares en caja, según el más reciente informe presentado por la compañía ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC). De esta cantidad, alrededor de 5,4 millones de dólares tiene que reservarse para cubrir costes legales y royalties.



Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información