GOBIERNO TI | Noticias | 20 NOV 2017

Decálogo para integrar el mainframe en el actual entorno multiplataforma DevOps

La transformación digital de las grandes organizaciones exige la integración del mainframe con los entornos distribuidos y cloud computing.
Compuware DevOps
Redacción

 Compuware ha definido las  10 fases necesarias para que una organización tenga éxito a la hora de desarrollar entre los diferentes entornos TI de las grandes organizaciones: mainframe, sistemas distribuidos y cloud computing. La compañía ha presentado esta estrategia en un seminario al que han asistido los principales CIO de las grandes compañías españolas.

Según este decálogo de Compuware, el primer paso se centra en la definición clara de los objetivos a alcanzar en cuanto a seguridad, agilidad, eficiencia, facilidad de uso e integración de los entornos mainframe y no mainframe en los procesos DevOps corporativos. A partir de ahí, la siguiente etapa se enfoca a modernizar el entorno de desarrollo mainframe que debería tener la apariencia y el comportamiento de un Entorno de Desarrollo Integrado (IDE) al estilo Eclipse que, de hecho, se han convertido en el estándar para otras plataformas.

Tras culminar estas dos fases, las siguientes serían: adoptar pruebas unitarias automatizadas; ganar visibilidad gráfica e intuitiva dentro de la estructura existente de códigos y datos; habilitar la detección temprana de problemas de calidad de las aplicaciones y establecer indicadores clave de rendimiento de la calidad; adopción de procesos ágiles; utilización de datos operativos a lo largo del ciclo de vida de desarrollo, prueba y producción; agilizar las funciones clave en la gestión de código fuente; automatizar y coordinar el despliegue de todos los artefactos relacionados con el desarrollo y, por último, sincronizar la entrega del código nuevo aprobado en todas las plataformas.

Según Compuware, para seguir siendo competitivos en una economía digital centrada en las aplicaciones, los mainframes de las organizaciones deben ser tan adaptables como el resto de plataformas, y sus departamentos de TI deberán ser capaces de gestionar DevOps de manera integrada en el mainframe, los entornos distribuidos y la nube. Esta evolución del mainframe es esencial, porque la capacidad para competir con otras empresas plenamente digitales depende, en gran medida, de la habilidad para adaptar los sistemas de back-end a la realidad acentuadamente digital de los mercados.

Las aplicaciones y datos de mainframe sirven, cada vez más, como recurso back-end para aplicaciones multiplataforma de trato directo con los empleados y clientes que incluyen componentes móviles, web y/o en la nube. Por este motivo, según Compuware, las grandes organizaciones empresariales del mundo -finanzas, seguros, telcos, grandes distribuidoras-, que mayoritariamente mantienen el núcleo de su negocio en  sistemas de registro y transaccionales albergados en equipos mainframe, no pueden permitirse posponer la transformación de estos sistemas de proceso.

 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios