Industria y Utilities | Noticias | 22 OCT 2015

Antes de añadir nuevos discos de estado sólido, haga un "right-sizing" de su infraestructura utilizando el "perfil de cargas de trabajo"

Si está pensando en añadir discos de estado sólido a su entorno de almacenamiento, desea evitar el quedarse escaso en el dimensionamiento, para asegurar las prestaciones y la escalabilidad, pero para poder cumplir el presupuesto y evitar gastos innecesarios necesita evitar el sobredimensionamiento. El perfil de cargas de trabajo puede ayudarle a encontrar el balance crítico.
Datos_integracion00
Len Rosenthal, Load DynamiX, Network World

Una reciente encuesta de 115 compañías globales realizada por GatePoint Research y patrocinada por Load DynamiX, mostraba que el 65% de los arquitectos de almacenamiento dicen que están haciendo algún tipo de prueba previa a la implantación antes de tomar la decisión de inversión. Alarmantemente, sólo el 36% entiende los requerimientos de rendimiento y los perfiles I/O de carga de trabajo de sus aplicaciones. No saben lo que son los perfiles de carga de trabajo y cómo se pueden utilizar para evaluar con precisión a los suministradores contra las aplicaciones reales que van a correr en su particular infraestructura de almacenamiento.

Así es como los perfiles de carga de trabajo pueden ayudar a reducir el sobre o sub dimensionamiento de las inversiones de almacenamiento SSD.

¿Qué son los perfiles de cargas de trabajo?
Los perfiles de cargas de trabajo, a menudo denominados perfiles I/O, son datos y estadísticas relacionados directamente con la actividad de carga y almacenamiento en sistemas reales de almacenamiento en producción. Los perfiles de carga de trabajo caracterizan las cargas de trabajo de las aplicaciones, algunas veces masivas, que estresan el almacenamiento en red a nivel de infraestructura. Los perfiles típicamente comprenden una mezcla de aplicaciones virtualizadas, incluyendo bases de datos, que pueden tener un contenido significativo de I/O aleatorio. Los perfiles de I/O contienen información de escritura versus escritura, la proporción de accesos de datos secuenciales versus aleatorios, los comandos de datos y metadatos, estructuras de archivos y directorios , por sólo mencionar algunas métricas clave.

Hay dos pasos clave para crear un perfil de carga de trabajo, por un lado el tomar los datos de producción y por otro el modelado de la carga de trabajo.

Después de crear los perfiles de carga, los podemos usar para validar las soluciones de almacenamiento con los siguientes tipos de pruebas:
-    Descubrir los límites, determinando las condiciones de carga que llevan el rendimiento por debajo de los límites mínimos y documentando el comportamiento del almacenamiento en el punto de ruptura
-    Pruebas funcionales
-    Inyección de errores, investigando bajo cargas simuladas algunos escenarios específicos de fallo
-    Prueba de emborrachamiento, observando el sistema de almacenamiento bajo cargas sostenidas en periodos extensos de tiempo, por ejemplo, 3 días, una semana o más.

Las pruebas de carga y rendimiento con perfiles de carga pueden utilizarse para afinar y validar la infraestructura de almacenamiento flash e híbrido en áreas críticas.

El perfil de cargas puede ofrecer una visión vital de la infraestructura SSD existente o planificada de una organización, permitiendo a los profesionales de almacenamiento optimizar el coste asegurando que se cumplen los objetivos de rendimiento y fiabilidad.
 

Esta información ha sido escrita por el vendedor y editada por la revista para eliminar cualquier contenido publicitario.
 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información