MOVILIDAD | Noticias | 26 NOV 2015

Smartfieb, la tecnología que puede salvar al visón europeo

Telefónica y FIEB presentan el proyecto Smartfieb, con tecnologías que ayudarán al estudio y protección de la fauna silvestre. El primer proyecto en usar esta plataforma tiene que ver con la cría y repoblación del visón europeo.
visón
Mario Moreno

Telefónica y la fundación FIEB han presentado Smartfieb, la plataforma de estudio  del comportamiento de la fauna silvestre en la que se ha empleado tecnología IoT (Internet de las cosas). El primer proyecto que realiza la fundación a bordo de esta tecnología se ha aplicado al visón europeo, el mamífero más amenazado de Europa.

En España hay unos 400 ejemplares de visón, según el último censo de 2005. La Fundación trabaja con diez, de los cuales cuatro han nacido en dos camadas en los dos últimos años.

A través de la plataforma, FIEB puede controlar las infraestructuras y condiciones del entorno del centro de investigación y realizar un estudio no invasivo de los animales, en este caso, el visón europeo. De este modo, controlan, de manera centralizada, las infraestructuras de agua y eléctricas así como la temperatura y humedad de las instalaciones con animales.

Asimismo, la tecnología cuenta con análisis de video y sensorización del entorno que facilita la obtención de información para mejorar los programas de estudio y cría de los animales más amenazados.

Los datos son recogidos en tiempos reales y almacenados en la plataforma IoT Thinking Things de Telefónica.

En poco tiempo, la tecnología desplegada permitirá detectar pautas de comportamiento en temporada de cría, y se podrán prever momentos biológicos clave como el celo, el parto  o la puesta, además de situaciones anómalas como comportamientos extraños o enfermedades.

Esperan, que en poco tiempo la tecnología se exporte a más especies en peligro de extinción.

Una fundación sin ánimo de lucro

El FIEB (Fundación para la Investigación en Etología y Biodiversidad), es una fundación sin ánimo de lucro que tiene su centro en Casarrubios del Monte (Toledo). Sus instalaciones cuentan con más de ocho hectáreas, y entre sus actividades destacan la investigación y la conservación de animales amenazados.

“No somos un mero refugio de animales”, aseguró Alejandro Fernández, presidente de la Fundación. Mantienen un compromiso con la biodiversidad, el entorno y el reciclaje. El 100% de la energía que se utiliza es para “crear vida a través de nuestras instalaciones”. En estas, en las que conviven animales como reptiles, anfibios, rapaces y algún mamífero, se han plantado en el último año unos 4.000 árboles, reflejo del compromiso con la naturaleza.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información