SEGURIDAD | Noticias | 12 FEB 2013

El robo de propiedad intelectual por parte de exempleados, un hecho extendido en todo el mundo

Tags: Seguridad
La mitad de los empleados que abandonaron su trabajo en el último año se llevó consigo datos confidenciales de la empresa y un 40% de los mismos pretende usarlos a su favor en un futuro empleo. Así lo asegura una encuesta mundial elaborada por Symantec.
Internet seguridad
CIO

Cada vez más, las miras del universo TI están puestas en la seguridad. Botnets, malware… son muchas las amenazas externas a la empresa pero aún más importantes son las internas, las de los propios empleados o mejor dicho, los exempleados.

 

Y es que, de acuerdo a los datos facilitados por Symantec, la mitad de los empleados que perdieron sus puestos de trabajo o los dejaron voluntariamente en los últimos 12 meses mantuvo en su poder datos corporativos confidenciales y el 40% tiene planes para usar dicha información en sus nuevos trabajos.

 

De hecho, el 62% de los encuestados en todo el mundo afirma que es aceptable transferir documentos de trabajo a ordenadores personales, tablets, smartphones o a aplicaciones para compartir archivos online. La mayoría nunca borra los datos que ha transferido porque cree que guardándolos no hace ningún daño. Por si fuera poco alarmante, el 56% de los empleados piensa que no es delito el uso de información secreta comercial de la competencia.

 

En este aspecto parece faltar un pilar básico de formación en las empresas, que expliquen a los empleados, de una forma clara, quién es el propietario de la información confidencial y cuáles son las consecuencias de robar la misma. No en vano, solo el 38% de los empleados afirma que sus directivos ven la protección de los datos como una prioridad empresarial, y el 51% indica que es aceptable apropiarse de datos corporativos porque sus compañías no aplican las políticas establecidas de manera estricta.
 

¿Quién es el propietario de la información?

Por esta falta de formación (y de aplicación real de los acuerdos de no-revelación-de-información (non-disclosure agreements, NDAs), el 44% de los empleados llega a pensar que un desarrollador de software encargado del desarrollo de un código fuente para una compañía es propietario de una parte de su trabajo y de sus creaciones, mientras que el 42% piensa que no es delito la reutilización del código fuente sin permiso para realizar proyectos en otras compañías.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información