VIRTUALIZACIÓN | Noticias | 18 SEP 2012

Consejos para abordar la complejidad de los centros de datos

Muchas empresas se están viendo desbordadas ante la avalancha de información y la organización de los contenidos en sus centros de datos. Algunas premisas básicas pueden ayudar a que las compañías mantengan políticas más sensatas en este campo que ayuden a que disminuya la complejidad de sus centros.
Antonio R. García

Muchas empresas están apostando por la virtualización como una forma de aumentar su capacidad de gestión y la accesibilidad a sus contenidos. Lo cierto es que la virtualización es una fórmula que ofrece estas posibilidades, pero tiene algunos inconvenientes. El fundamental es que se crean grandes cantidades de datos que muchas empresas no saben como tratar. Ante este problema, las compañías necesitas aumentar el control de sus contenidos, establecer normas y valorar y priorizar sus contenidos.

Las compañías se están encontrando que la falta de control sobre los centros de datos está obligando a incurrir en nuevos costes, motivados por el almacenamiento y los servicios contratados, que crecen más rápido de lo que se esperaba. A eso se le suma la computación móvil y la virtualización de servidores y la situación es aún más complicada.

Ante este panorama, la virtualización y los centros de datos parecen perder atractivo, pero no es así. El director de marketing de producto de Symantec, Trevor Daughney ha comentado algunos consejos básicos que pueden ayudar a las empresas a sacar el máximo partido de sus centros de datos sin que se descontrolen, minimizando su complejidad.

Para empezar, las empresas tienen que conocer y entender los activos TI que tienen y utilizan. Es fundamental saber los servicios contratados, su naturaleza, capacidad y utilidad. Si no se conocen, lo más probable es que no se aproveche su potencial, lo que provoca nuevos costes y una pérdida de eficiencia. Trevor Daughney ha asegurado que siguiendo esta premisa se pueden disminuir costes y riesgos.

En segundo lugar, es importante plantear las necesidades de seguridad, de forma que se puedan reducir al mínimo imprescindibles las copias de seguridad. Una mala estrategia en este campo puede saturar los centros de datos con información que no es necesaria, incurriendo en un desorden y unos costes que también hacen ineficientes a estos tipos de centros.

Después, en tercer lugar, Daughney recomienda la implementación de la deduplicación en todas las partes de los centros de datos donde sea posible. Este consejo tiene que ver con el anterior. Las empresas deben adoptar esta técnica para eliminar datos redundantes, que solamente ocupan lugar y complican la gestión de los centros de datos. De la misma manera, también se recomienda el uso de herramientas que permitan simplificar la realización de copias de seguridad y recuperación, haciendo que el volumen de información sea inferior y más fácilmente accesible.

En último lugar, la recomendación de Trevor Daughney es que las compañías desarrollen un sistema priorización dentro de la gestión de la información. Desarrollar políticas que señalen qué información es importante puede ayudar a mejorar la seguridad y el control sobre los materiales almacenados.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios