| Artículos | 31 JUL 2007

Bases tecnológicas del modelo "software plus services" de Microsoft

Marta Cabanillas

Microsoft ha dado ciertos detalles sobre la tecnología que sustentará su estrategia de “software más servicios” (software plus services), así como algunos ejemplos bastante esclarecedores sobre su visión del nuevo modelo. Un sistema que sigue en muchas de sus características el concepto de software como servicio (SaaS) pero que, según Steve Ballmer, CEO de la compañía, también presenta diferencias esenciales respecto a este último.

A principios de junio, Ballmer intentó explicar la importante diferencia que, según Microsoft, introducen las palabras “as” (como) y “and” (Y) cuando se colocan entre las palabras “software” y “servicio”. Con ello, pretendía comunicar la versión particular que Microsoft promueve de la gran transformación que se está produciendo en el mercado del software hacia un sistema que permita la utilización de navegadores para acceder remotamente a las aplicaciones hospedadas por terceros.

“Muchos pueden considerar esta diferencia una nimiedad, pero nosotros creemos que es realmente importante”, aseguraba entonces Ballmer. Para Microsoft, software y servicio hace referencia a un modelo equilibrado que implica un dispositivo cliente inteligente –puede tratarse de un PC, un teléfono móvil o una plataforma TV- combinado con “ordenadores inteligentes que, en el centro de la Red, realizan las tareas tradicionalmente soportadas por la propia empresa”, explicaba entonces el CEO de Microsoft. “Estamos intentando forjar un equilibrio entre ambos componentes (dispositivo cliente e infraestructura del proveedor)” en este contexto. Serán las consideraciones técnicas las que determinen qué componentes correrán en cada lugar”.

En contraste con este modelo, el software como servicio suele utilizarse para hacer referencia a las aplicaciones basadas en Internet que son accesibles por los usuarios finales a través de sus navegadores sin exigir software especializado alguno en el dispositivo final o cliente. La diferencia entre “software como servicio” (excluye software especializado en el dispositivo cliente) y “software y servicio” (exige software cliente, en menor o mayor proporción) resulta ciertamente de una importancia crítica, al menos para una compañía como Microsoft, que ingresa miles de millones de dólares cada año vendiendo software para PC.

Recientemente, durante el encuentro anual de Microsoft con los analistas financieros, Ray Ozzie, arquitecto jefe de software de la organización ha vuelto a conceder en su discurso un papel protagonista a la estrategia “Software plus Services” de la compañía, subrayando que la transformación “del software al software más servicios” constituye uno de sus principales retos en este momento. “Será un aspecto crítico de todas nuestras ofertas durante los próximos años”, ha asegurado Ray Ozzie. 

A modo de ejemplo, Ozzie ha explicado que en el caso de Windows el concepto de “software plus services” podría reflejarse en la incorporación en la plataforma de un componente de servicios que almacenara las configuraciones de dispositivo. Tal componente haría más sencillo para los usuarios acceder a la misma aplicación desde diversos dispositivos o comprar dispositivos y utilizarlos sin tener que crear nuevas configuraciones para ellos; algo que, lógicamente, facilitaría el acceso remoto a aplicaciones hospedadas por terceros. En cuanto a Office, por ejemplo, sus usuarios podrían utilizar servicios hospedados –como publicación, compartición o edición- con las aplicaciones agrupadas bajo el paquete de ofimática de Microsoft.

Utility Computing fabric
Desde el punto de vista tecnológico, actualmente la compañía trabaja intensamente en la creación de la plataforma software y hardware que habrá de soportar el nuevo enfoque a través de todos y cada uno de sus productos. Este año se está concentrando en el desarrollo del entorno de servicios, y en el próximo año o año y medio, empezará a introducir nuevos componentes claves de la plataforma, ha explicado Ozzie.

Al nivel más básico del entorno de servicios cuya construcción ocupa en la actualidad a Microsoft se encuentran los grandes centros de datos con que la compañía cuenta a nivel mundial –cuyo tamaño ha duplicado en los últimos años- y las redes que los conectan a Internet. Y sobre él, el estrato informático fundamental, que incluirá un fabric de informática bajo demanda inspirado en el modelo de utility computing.

Esta capa integrará capacidades de informática virtualizada, la infraestructura que gestionará el balanceo de cargas de aplicaciones y el almacenamiento soportado horizontalmente. Además, incluirá un nivel de servicios que serán compartibles a través de diversas aplicaciones; entre ellos, servicios de identidad de usuarios, información de presencia y listas de contactos. Ésta plataforma será, según Ozzie, utilizada internamente por Microsoft para soportar sus propios servicios, como Windows Live, pero también podrán utilizarla sus partners para soportar las aplicaciones que trabajen en colaboración con los productos de la compañía.

En cuanto a la comercialización de la oferta, Microsoft permitirá a las empresas elegir entre diversos modelos. “Precisamente esta capacidad de elección entre distintas opciones es un diferenciador esencial de nuestro enfoque”, ha asegurado Ozzie. Una de las alternativas permitirá a los clientes podrán optar por comprar los servidores Microsoft siguiendo el modelo de housing más tradicional, lo que les permitirá el mayor grado de personalización, control y conformidad, según Ozzie. Pero también tendrán la posibilidad de contratar el hospedaje del servicio a terceras partes que tengan un conocimiento altamente especializado en una tarea particular. Por último, si lo prefieren, tendrán contratar directamente los servicios hospedados por Microsoft.

Elementos diferenciadores
Ciertamente, Microsoft no se encuentra sola en la apuesta por un negocio de suministro de software basado en el modelo de los servicios. Otras empresas ofrecen ya algunos servicios hospedados similares a los descritos por Ozzie. De hecho, Salesforce.com o NetSuite son todo lo veteranos que se puede ser en este emergente mercado, y los grandes proveedores de aplicaciones empresariales –incluido SAP- van sumándose paulatinamente.

También Google ofrece ya muchos servicios hospedados dirigidos tanto al segmento de consumo como a usuarios empresariales. El gigante del mundo de las búsquedas en Internet, sin embargo, ha recibido muchas críticas que le acusan de haber fracas

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información