| Noticias | 27 JUN 2008

En cuatro años, Cisco reducirá su huella de carbono en un 25%

En el marco de su evento Cisco Live!, el CEO de la compañía, John Chambers, perfiló un plan medioambiental basado en soluciones IP.
Arancha Asenjo

Cisco se ha marcado como objetivo reducir los gases de efecto invernadero provocados por sus operaciones en todo el mundo, en un 25% hasta 2012. Para ello, desplegará un plan múltiple con el propósito, no sólo de reducir sus propias emisiones de CO2, sino de aprovechar también “las ventajas de las tecnologías de red para gestionar mejor las políticas internas de medio ambiente. Desplegando soluciones tecnológicas innovadoras y utilizando la red como plataforma para la gestión de las emisiones de dióxido de carbono, creemos que podremos mejorar nuestra relación con el entorno, a la vez que ayudamos a nuestros clientes a cumplir con sus objetivos medioambientales”, expuso el presidente y director general de Cisco, John Chambers, en Cisco Live!

Cisco es miembro del programa “Líderes del Clima” de la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos. En 2007, Cisco emitió 832.000 toneladas de CO2, incluyendo las emisiones de sus edificios en todo el mundo, vehículos y viajes de avión de sus profesionales. Pero se ha comprometido a rebajar sus emisiones en 2012 a 543 toneladas de CO2.

El plan para conseguir su objetivo pasa por utilizar los equipos de laboratorio de forma más eficiente, controlar los flujos de energía, emplear las redes virtuales para almacenar datos, añadir unidades de distribución inteligente de la energía para automatizar las paradas de máquinas que no están siendo utilizadas, y actualizar los sistemas eléctricos y mecánicos de los edificios de la compañía en todo el mundo. Además, incrementará el uso de las tecnologías de colaboración como Telepresencia o WebEx para reducir la necesidad de viajar, algo que supone un 27% de las emisiones de dióxido de carbono de la compañía. Como parte de su compromiso con la Iniciativa Clinton, cada empleado de Cisco ya ha reducido sus emisiones en un 10%, gracias al descenso en el número de viajes.

Por otra parte, Cisco ha desplegado la solución Cisco Connected Workspace en diferentes instalaciones en todo el mundo. El entorno híbrido de oficina está ya funcionando en muchas oficinas de la compañía, incluyendo la sede central en San José, donde se ha reducido de forma drástica la demanda de electricidad por empleado. La compañía ha instalado un software con el que se controlan los gastos de energía y ha adquirido alrededor de 460 millones de kWh de energía renovable.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información