| Artículos | 05 NOV 2008

WLAN 802.11n: Cómo, cuándo y dónde implementar 802.11n

CIO

Si su empresa tiene empleados que viajan y se mueven con frecuencia, aplicaciones de alto consumo de ancho de banda, crecientes necesidades de velocidad de red o simplemente no desea perder el ritmo marcado por la evolución tecnológica, probablemente estará pensando en migrar hacia una infraestructura basada en 802.11n.

Se trata de una evolución inevitable, según muchos expertos, y los números parecen darles la razón. Según un reciente informe elaborado por la firma de investigación de mercado ABI Research -se trata de números relativos en exclusiva al mercado norteamericano, pero más o menos extrapolables a cualquier región desarrollada del mundo-, a pesar de que la penetración de 802.11n se limita hoy a un 2,3% en los entornos empresariales de Norteamérica, aumentará exponencialmente hasta alcanzar un 19% a finales del próximo año. En gran parte, el éxito de estas nuevas tecnologías de LAN inalámbricas se deberá a la progresiva madurez del mercado con el consiguiente descenso del coste de los productos, pero también a la flexibilidad que pueden ofrecer, de acuerdo con Stan Schatt, vicepresidente y director de investigación de ABI Research para conectividad inalámbrica.

802.11N: el futuro es inalámbrico

Redes wireless de alto rendimiento y misión crítica
Cómo, cuándo y dónde implementar 802.11n
Algunas recomendaciones a tener en cuenta antes de desplegar 802.11n
“La recomendación es esperar a que 802.11n sea definitivo” (Carlos Miñambres, Gowex)
La Universidad de Arizona reduce puntos de acceso para transmitir voz por Wi-Fi

Lo más sorprendente es que este mercado esté empezando a madurar incluso antes de que el estándar definitivo que normaliza las tecnologías 802.11n no haya sido aún completamente aprobado. El estándar final estará disponible, a más tardar, en el tercer trimestre del próximo año o principios de 2010, pero, de hecho, ya está finalizado, como señala Schatt. La mayoría de los principales fabricantes han introducido productos basados en él y certificados por un sello específico desarrollado por Wi-Fi Alliance para garantizar el cumplimiento del borrador de la norma. Aunque la puesta en marcha de un sello de certificación para un borrador constituye un acto sin precedentes para esta organización, queda justificada por la imperiosa necesidad existente en el mercado de una alternativa Wi-Fi de alta velocidad, según los expertos.

Por tanto, dada la disponibilidad de una amplia oferta de productos en el mercado y la impaciencia de las empresas por beneficiarse del aumento del rendimiento y de la flexibilidad que 802.11n promete, las únicas decisiones que quedan por tomar consisten en cómo elegir e implementar la tecnología de la manera más efectiva y eficiente posible.

Analizar el punto de partida
El primer paso para conseguirlo consiste en realizar un concienzudo sondeo de la infraestructura actual, evaluando la tecnología de partida y las futuras necesidades. “Este es el momento de dedicar tiempo y dinero a estudiar los requerimientos”, como señala Lisa A. Phifer, vicepresidente de la consultora especializada en seguridad y red Core Competence. “Todavía se tiene la oportunidad de empezar con la pizarra en blanco, con un nuevo conjunto de productos, de hacerlo todo bien desde el principio. Así se gastará menos dinero a largo plazo”.

Una vez la empresa sepa claramente lo que tiene y lo que necesita, el siguiente paso es la elección del producto y del fabricante, algo más difícil de lo que a primera vista podría parecer. No todas las soluciones son similares aunque cumplan el borrador oficial de la norma 802.11n y hayan sido certificadas como tales por Wi-Fi Alliance. Pueden existir grandes diferencias entre ellas en términos de robustez, capacidad, flexibilidad y gestionabilidad.

Elegir producto y suministrador
“Deben considerarse todas las variables. Por ejemplo, ¿qué ocurre si un controlador deja de funcionar? Algunos puntos de acceso son capaces de detectar el problema y entrar en modo de funcionamiento `independiente´ de forma automática. Otros no.”, explica Schatt. “Y también se dan diferencias significativas en las tecnologías de antena implementadas por los distintos suministradores. Algunas compañías, como Motorola y Ruckus, han dedicado esfuerzos especiales a este elemento para reforzar las ventajas de MIMO (Multiple Input/Multiple Output), pero no todos los fabricantes lo han hecho”, continúa Schatt.

Michael Finneran, analista principal de dBrn Associates, aconseja a las empresas que no se inhiban a la hora de preguntar a los fabricantes éstos y otros detalles, especialmente cuando se trate de funcionalidades importantes pero a las que los suministradores no hayan dedicado demasiado espacio en la información publicada en sus sitios Web o comunicada a través de otros canales.

Por ejemplo, pocos fabricantes mencionan cuántas cadenas de transmisión proporcionan sus productos. Se trata, sin embargo, de algo de importancia extrema ya que aunque 802.11n ofrece la posibilidad de enviar múltiples señales al mismo tiempo en la misma frecuencia de banda, dos c

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información