Industria y Utilities | Noticias | 05 NOV 2014

Los plazos de lanzamiento y la falta de necesidad aplazan el consumo de las gafas inteligentes

A largo plazo, el sector sanitario y empresarial impulsarán su aceptación entre los consumidores, según Juniper Research.
Gafas inteligentes de Sony, SmartEyeGlass
CIO España

Parece que la incorporación de las gafas inteligentes a la vida cotidiana va a tardar. Los usuarios parece que tardarán en comprarlas de manera masiva. Y es que, según un nuevo informe de Juniper Research, los resultados de ventas y aceptación aún se resienten entre los consumidores, y el motivo es que parece haberles afectado el largo plazo de lanzamiento comercial y la falta de una clara necesidad de utilización.


El informe Smart Glasses: Consumer, Enterprise and Healthcare Strategies and Forecasts 2014-2019 estima que las ventas probablemente no pasarán de los 10 millones al año hasta el 2018.

Juniper Research espera que las ventas se mantengan a flote por los lanzamientos de varias compañías clave en 2015-2016, incluyendo a Samsung, Recon Instruments y Osterhout Design Group, propiedad de Microsoft. En este punto, el informe argumenta que la mayor utilidad dentro de los mercados de empresa y sanidad, impulsará su desarrollo hasta que los dispositivos lleguen a popularizarse fuera de estos mercados.

También desvela que las gafas inteligentes continúan siendo motivo de preocupación, acerca de la privacidad y seguridad, para muchos consumidores y gobiernos. Argumenta que se necesita abordarlos o resolverlos antes de que los dispositivos se popularicen, aunque los precios y su status como dispositivos suplementarios significa que las gafas inteligentes seguirán siendo un mercado nicho todavía a medio plazo.

Según el estudio, el desarrollo de las gafas inteligentes está en un estadio similar al de los teléfonos inteligentes a principios de la década de los 2000, que primariamente estuvieron focalizados en la empresa. Como los lugares de trabajo tienden a compartir los dispositivos entre los usuarios, más que comprar dispositivos en volumen para todos sus empleados, resultará en una gran inversión pero bajos volúmenes de ventas en la empresa para los próximos cinco años.

Android va a permanecer como el sistema operativo dominante para las gafas inteligentes, aunque el lanzamiento previsto del Samsung Gear Blink en 2015 incorporará a Tizen en esta área.

El software más actualizado para las gafas inteligentes será suministrado a medida a usuarios empresariales. El progreso visible del software en toda la industria será bajo aparte de unos pocos ejemplos que serán utilizados como demostración, hasta que aparezcan espacios de compartición de software.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información