MOVILIDAD | Noticias | 08 MAR 2012

El sector de los smartphone estará marcado por el NFC y los teléfonos de bajo coste

El auge de los smartphones de bajo coste y la expansión del soporte de NFC serán las principales tendencias en telecomunicaciones durante 2012. Además se espera el final de las tarifas planas de Internet.
Network World

Según las previsiones de Deloitte, se venderán alrededor de 300 millones de smartphones de bajo coste durante 2012, año en que el suministro de dispositivos con soporte de NFC aumentará un 100%. Asimismo 100 millones de usuarios de Internet podrían tener que controlar su conexión de banda ancha por línea fija. Y todo esto en medio de unacaída constante de los ingresos por voz de los operadores, tendencia que les obligará tanto a mejorar las eficiencias de sus operaciones para mantener los márgenes como a competir en el mercado de aplicaciones y contenidos móviles. La entrada en este mercado lo harán fundamentalmente permitiendo a terceros situar en sus plataformas nuevos productos siguiendo modelos de compartición de ingresos y en menor medida con productos propios.

500 millones de smartphones de bajo coste 

Según el informe de Deloitte, más de 500 millones de smartphones de bajo coste (100 dólares de precio máximo de venta en establecimiento) podrían estar en circulación en todo el mundo en 2012. Para ello, se venderán en torno a 300 millones de este tipo de teléfonos durante este año, lo que representa aproximadamente el 20% de toda la producción anual de teléfonos móviles y una tercera parte de la producción total de smartphones. Los segmentos de consumidores que se pueden sentir más atraídos son aquellos que aún no disponen de estos dispositivos inteligentes, los que buscan un primer teléfono móvil y los consumidores de los países emergentes.

En lo que respecta a la conectividad, la mayoría de estos smartphones probablemente serán GPRS y EDGE. Se prevé que sólo unos pocos de estos teléfonos tengan 3G, a menos que el coste de los chips integrados de 2G y 3G descienda hasta los de los chips EDGE, que en 2012 debería situarse por debajo de 10 dólares.

Smartphone de bajo coste y NFC200 millones de dispositivos NFC

Las remesas de aparatos equipados con tecnología NFC (comunicación de corto alcance), que permite el intercambio seguro de información entre dispositivos en distancias muy cortas (de cuatro centímetros como máximo), probablemente aumentarán un 100%, hasta alcanzar los 200 millones de unidades. En 2013 se habrán vendido 300 millones de smartphones, tablets y lectores electrónicos con este tipo de tecnología, según Deloitte.

NFC consume poca batería y es tan segura como muchos otros medios de pago (tarjetas de banda magnética). No obstante, la adopción de esta tecnología se verá ralentizada por la existencia de soluciones alternativas de pago tan consolidadas como las tarjetas de crédito y débito.

Los dispositivos con NFC se asentarán con mayor rapidez en grandes ciudades, donde hay más probabilidad de que existan terminales punto de venta con dicha tecnología. Se espera que, para finales de 2015, 700 millones de personas en mercados emergentes utilicen servicios da pago a través de dispositivos móviles, muchos de los cuales utilizarán la tecnología NFC.

Se acabó Internet sin límites

En 2012, según Deloitte, cerca de 100 millones de usuarios de Internet podrían tener que controlar su conexión de banda ancha por línea fija. La aceleración en el tráfico de datos está provocando que los ISP se replanteen su esquema de precios, basado todavía en tarifas planas con consumo ilimitado, para instaurar límites mensuales y moderar la demanda.

A día de hoy, para implantar los límites de ancho de banda, algunos ISP facturan automáticamente un cargo cuando se sobrepasa el límite, otros envían un aviso la primera vez que se supera y después facturan cada vez que se sobrepasa el límite. Asimismo se utiliza el control basado en la velocidad: cuando los usuarios superan el límite de ancho de banda se ralentiza su tasa de transferencia de datos.

Conectividad sin Internet

En 2012, decenas de millones de tablets y cientos de millones de ordenadores y smartphones se sumarán a la base instalada global de dispositivos con conexión a Internet. Además, un número cada vez mayor de dispositivos para medios de comunicación, como los televisores con conexión a Internet o radios con Wi-Fi, seguirán acaparando espacio en la red.

Para satisfacer la demanda de conectividad a la vez que se contiene el coste del acceso, la solución podría estar en un mayor uso de conexiones inalámbricas de corto alcance. Así, Deloitte prevé que, para finales de 2012, más del 80% del tráfico inalámbrico en conexiones de corto alcance (menos de 10 metros) corresponderá a la transferencia de datos (archivos, fotos, etc.). El volumen de datos transferidos a través de estas conexiones podría duplicarse en el plazo de un año, y se estima que más del 1% de información transferirá directamente entre aparatos en lugar de canalizarse a través de Internet, lo que supone un incremento interanual del 100%.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información