SEGURIDAD | Noticias | 29 AGO 2017

Reino Unido busca limitar el efecto de Brexit sobre el uso de información personal

En una nueva ronda de negociaciones sobre el Brexit, Gran Bretaña está tratando de asegurar que las empresas que envían información personal a través del Reino Unido no queden abandonadas cuando el país salga de la UE.
UE
Peter Sayer

La Unión Europea se está preparando para un gran revuelo en sus leyes de protección de datos el próximo año, pero esa no es la única preocupación para las empresas que exportan los datos personales de los ciudadanos de la UE.

Se espera que en la ronda de negociaciones que comenzó ayer se aborde la base legal sobre la cual las empresas pueden enviar información personal a través de la U.K después de que el país abandone la UE.

Las empresas sólo pueden exportar la información personal de los ciudadanos de la UE a las jurisdicciones que la Comisión Europea ha determinado ofrecer una norma equivalente de protección de la privacidad a la disponible, en virtud de la legislación de protección de datos de la UE. Esto seguirá ocurriendo después de que el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) entre en vigor el 25 de mayo de 2018. Una directiva separada sobre la protección de los datos procesados ​​con fines de aplicación de la ley se debe convertir en ley ese mismo mes.

Pero las empresas de todo el mundo también deben planificar los efectos del Brexit, en particular si envían datos personales de los ciudadanos de la UE a U.K. o a través de ellos para su almacenamiento o procesamiento.

El 29 de marzo de 2019, la U.K. dejará de formar parte de la UE y, salvo acuerdo o disposición en contra, se prohibirá la exportación de datos personales de la UE hacia o por medio del Reino Unido.

El gobierno de U.K. espera convencer a la Comisión de que la ley post-Brexit de U.K ofrecerá protección suficiente a la privacidad y está buscando una "decisión de adecuación" que permita que la transferencia de datos continúe.

A finales de la semana pasada, el gobierno publicó un minucioso documento de discusión que buscaba poner de relieve la importancia de las transferencias de datos para determinar la futura relación con la UE. Sólo 15 páginas para abordar el futuro cumplimiento de todas las leyes de protección de datos de la UE existentes y el GDPR de 260 páginas que reemplazará gran parte del año próximo.

El flujo de información personal contribuyó alrededor del 2% del producto interno bruto (PIB) de la UE en 2015, y que aumentará al 3% en 2020, según cifras de la Comisión citadas en el documento de U.K. El Gobierno estima que el 75% de los flujos de datos transfronterizos de los Estados Unidos se realizan con países de la UE.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información