AAPP | Noticias | 17 JUN 2014

¿Cómo generalizar el uso del BYOD en el sector público?

La entrada de nuevos dispositivos en la red plantea desafíos para los directores de TI, quienes deben adaptar las políticas para afrontar las necesidades de seguridad y uso.
BYOD_devices
CIO, Kenneth Corbin

Las preocupaciones alrededor de la seguridad, privacidad y la pregunta abierta de si los trabajadores están dispuestos a adaptar sus vidas profesionales y personales a un solo dispositivo, fueron algunos de los temas tratados por los expertos durante la conferencia sobre la movilidad en el gobierno que ha celebrado Citrix esta semana.

 

Al ganar presencia gradualmente en la sociedad, los responsables federales de TI de EEUU están reescribiendo y aflojando las normas sobre el uso de la tecnología, para adaptarlas al creciente uso de smartphones y tabletas de los trabajadores en su vida personal, dejándoles mayor libertad en los dispositivos que utilizan para el trabajo. Pese a ello, su uso en el sector publico dista de estar generalizado. “La movilidad es el futuro”, ha comentado James Miller, CIO asociado en la Federal Communications Commission.

 

El impulso de las nuevas políticas de movilidad, más liberales, suele venir de arriba. Los CIO de las agencias deben primero evaluar qué tipos de dispositivos y aplicaciones podrían integrarse en el ambiente de trabajo, y qué personal debe ser alentado o debe permitírsele trabajar a distancia. Pero las transiciones TI de los gobiernos no suceden en una noche, y los tecnólogos reconocen que la preocupación por la fuga de datos o los dispositivos perdidos ralentizará la adopción BYOD de los federales.

 

Existen maneras de que los directores de TI pueden dar forma a un programa BYOD que cumpla los requisitos de seguridad del gobierno, como el cifrado del dispositivo y garantizando que los datos que viajan sean cifrados, ha dicho Doug Roth, un arquitecto de Citrix.

 

Algunas políticas BYOD intentan evitar que los datos sensibles sean almacenados en el dispositivo, y por lo general hacen divisiones entre la parte laboral y la personal del smartphone o tableta. Los sistemas más sofisticados pueden incluso limpiar automáticamente el dispositivo si este deja el país.

 

Pero incluso si los desafíos de seguridad están dirigidas a la satisfacción de la agencia, el BYOD no es para todos. Algunos trabajadores continúan resistiéndose a la convivencia de su trabajo y su vida personal en un solo dispositivo, por varias razones, entre ellas la relacionada con la privacidad. Por ejemplo, consideran que esto proporciona al departamento TI una ventana en sus fotos, correos electrónicos y otros contenidos.

 

Los programas de BYOD también ponen mayor responsabilidad en la gestión y el mantenimiento del dispositivo en el usuario, responsabilidad de la que muchos trabajadores podrían prescindir. Dentro de Citrix, con un programa para estos dispositivos hace siete años, más de la mitad de los empleados de la compañía todavía optan por un dispositivo proporcionado por la compañía, según Trenton Cycholl, director de soluciones de tecnología de negocios de la empresa. "Todavía existe la necesidad (para los equipos proporcionados por la empresa) de si alguien no quiere manejar su propio dispositivo" cuenta Cycholl, "porque la gestión de un dispositivo propio requiere un montón de pasos previos."

 

“No se trata de la movilización de ese dispositivo, es el dispositivo el que permite la movilidad de esa persona, y a veces perdemos la noción de esto y nos centramos, sobre todo como TI, en que la tecnología es muy cool" dice Cychol."Creo que es hora de volver a las personas y cómo hacer para que la gente tenga movilidad".

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información