Caso de éxito
Industria
Blockchain

Ibéricos con sabor a 'blockchain'

La compañía Navidul ha incorporado la tecnología blockchain a sus paletas ibéricas con el objetivo de monitorizarlas durante todo el ciclo de vida.

navidul

El jamón Ibérico Navidul tiene, desde hace unos meses, un nuevo ingrediente. Se trata de la tecnología blockchain, una nueva implementación que viene a responder a las necesidades de quienes, preocupados por su alimentación, buscan un conocimiento más profundo de los productos que consumen, desde su origen al destino final.

En este sentido, el año pasado la compañía inició la distribución de las primeras paletas ibéricas que incorporan esta tecnología, permitiendo monitorizar sus productos durante su ciclo de vida origen, fabricación, almacenaje, distribución y consumo a través de los datos que registran de forma inmutable todos los proveedores que participan en su fabricación. Así, blockchain ha permitido a Navidul abrir la trazabilidad en doble sentido; por un lado, hacia proveedores y, por otro, hacia clientes y consumidores, mediante etiquetados de código QR que permiten visualizar toda una serie de datos interesantes para el consumo.

“Hasta ahora, los sistemas de trazabilidad tradicionales permitían monitorizar internamente todas las etapas de producción, transformación y distribución de determinados productos”, apunta Juana Manso, directora de la Unidad de Negocio de Navidul. Sin embargo, “hemos dado un paso más allá al iniciar la incorporación de la tecnología blockchain a nuestras piezas ibéricas, abriendo dichos procesos a proveedores, clientes y consumidores y favoreciendo mayor transparencia a lo largo de toda la cadena de suministro”.

 

Cómo funciona

La tecnología blockchain es una base de datos compartida que funciona como un libro donde se registra la información sobre las distintas fases de la elaboración de un producto, desde su origen hasta su destino final, de forma inmutable y visible. Mediante el escaneo del QR incluido en la vitola de la paleta, que podrá hacerse utilizando cualquier aplicación disponible para la lectura de este tipo de códigos, el consumidor podrá acceder a información veraz, completa e inmutable ofrecida por todos los proveedores que participan en la producción de la pieza, tal como la alimentación del cerdo, dónde se ha curado, su peso o la fecha de consumo preferente.

De acuerdo con Manso, al consumidor “le permite conocer toda la información en tiempo real sobre el ciclo de vida del producto que va a consumir y tener la garantía de que dispone de una información completa, veraz e inmutable que recoge datos de proveedores y fabricantes. Además, también le permite ser parte activa en la cadena de valor del producto, ya que hemos incorporado una encuesta de satisfacción que da la posibilidad de valorarlo y acceder a campañas personalizadas, lo que redunda en una mejor experiencia de consumo”. En definitiva, supone una ayuda muy útil para la toma decisiones sobre los productos que se consumen.

 

Juana Manso, directora de la Unidad de Negocio de Navidul.

 

Pero los proveedores también obtienen grandes beneficios con esta implementación: logran seguridad e inmutabilidad de la información proporcionada y el desarrollo de una base de datos única en la que se incluyen todas las variables relevantes, así como una herramienta de gestión conectada directamente con Navidul para la resolución de incidencias en tiempo real. 

Por último, gracias a esta iniciativa, Navidul ha avanzado en la digitalización y eficiencia de sus plantas, así como la reducción del volumen y del tiempo de respuesta de las incidencias documentales y operativas. 

 

Trabajo de colaboración

Aunque el proyecto aún se encuentra en pleno desarrollo a partir de octubre 2022 está previsto que las patas de jamón ibérico de Navidul también incluyan la tecnología blockchain los inicios se remontan a 2020. “Ha sido un trabajo de excelente colaboración entre un total de 10 departamentos, que han trabajado de forma coordinada y exhaustiva durante varios meses para poner en marcha este proyecto: Calidad, Producción, Mantenimiento, I+D, Unidad de Negocio Navidul, Marketing, Informática, Compras, Operaciones… todos estos departamentos siguen trabajando actualmente para la gestión y control del proyecto y que todo funcione correctamente, así como para analizar toda la información recogida de los consumidores”, explica la directora de la Unidad de Negocio.

La mayoría de la inversión económica del proyecto se ha destinado a modificar las líneas de producción para adaptarlas a los nuevos requerimientos tecnológicos de información, lectura, carga de datos y seguimiento. Así, los principales cambios que se han introducido son en las operaciones, con la modificación de las líneas de recepción de materia prima y empaquetado, la instalación de antenas de radiofrecuencia, la integración de todos los sistemas de registro de datos o la modificación de los sistemas de impresión para la generación de los códigos QR. Pero, dichos cambios también se han aplicado a las formas de trabajo, con formación a empleados sobre la tecnología y los cambios en la operativa y a proveedores sobre el uso de la plataforma e integración de su información en la cadena de valor. Por último, se han llevado a cabo controles y seguimiento permanente a todas las partes que intervienen en el proyecto para garantizar su aplicación exitosa.

 

Resultados

El proyecto, que ha contacto con la ayuda de Deloitte como partner principal y de otras empresas como Precintia, Dibal, CSA y Alastria, ha permitido, según Manso, registrar 18 millones de datos cada día “que nos permiten llevar a cabo un control exhaustivo de cada pieza. Además, hemos instalado cuatro antenas RFID para el registro automático”. Todo el proceso “se lleva a cabo en nuestras dos plantas de empaquetado en Trujillo y Torrijos y en el marco de un ecosistema único”. 

Desde Navidul están convencidos de que la digitalización es un elemento que no solamente es fundamental en el presente, sino que será imprescindible en el futuro. Por ello, trabajan continuamente para avanzar en la transformación digital y en ser pioneros en el uso de la tecnología en su sector. Además, desde hace años, “también apostamos por el e-commerce, lo que nos permite relacionarnos directamente con nuestros consumidores y ofrecerles, además, un valor añadido, ya que los pedidos se pueden personalizar para ocasiones especiales como aniversarios o cumpleaños”, concluye Manso.




 



Registro:

Eventos:

 

Partnerzones

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Documentos ComputerWorld