Industria y Utilities | Noticias | 17 FEB 2020

La apuesta en verde de las telecomunicaciones

Iberdrola suministrará 9.000 puntos a Orange para reforzar la apuesta en sostenibilidad de la operadora en España.
Contaminacion
Redacción

La conciencia medioambiental va ganando peso en distintos sectores; también en los que precisan de un consumo de energía tan intenso como en los de tecnología y telecomunicaciones. Las compañías están apostando por una política más verde, con el objetivo de reducir sus emisiones de carbono. En este escenario se encuadra la última maniobra de Orange, que ha firmado con Iberdrola un acuerdo de compraventa de energía a largo plazo o PPA, por sus siglas en inglés. 

Así, la firma energética será la encargada de dotar de energía verde a los 9.000 puntos de suministro de la red propia de Orange en España. Este contrato tiene una duración inicial de 12 años y se está llevando ya a la práctica. 

Orange mantiene una política ambiental basada en tres ejes centrales: el empleo de recursos digitales en el impulso a la eficiencia energética, la reducción de emisiones de CO2 y la integración de la economía circular en sus procesos y actividades. 

Además de medidas como la reducción de emisiones —que planea que sea del 0% en 2040 mediante el empleo de energías renovables—, la compañía tiene en marcha otras iniciativas, como la ampliación de su programa Green ITN para reducir el consumo de energía de sus emplazamientos de red, la multiplicación por 10 del número de vehículos eléctricos en su flota o la integración de la economía circular en el negocio, para lo que prevé la incorporación de productos de diseño ecológico, equipos de red de segunda mano y la comercialización de más dispositivos de segunda mano en las tiendas.

Según las condiciones que han pactado las compañías, la mitad del consumo anual, que se corresponde con unos 200 GWh, estará asociada al proyecto fotovoltaico Ceclavín, un activo renovable de nueva construcción que Iberdrola desarrollará este año en Extremadura. La planta está emplazada en la provincia de Cáceres y cuenta con una potencia instalada de 328 MW y se prevé que esté operativa a lo largo de este año y que evite la emisión a la atmósfera de 110.000 toneladas de CO2 al año.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios