Big Data
Inteligencia artificial
Edge computing

Raventós Codorníu inicia un proyecto para aplicar la inteligencia artificial a la producción alimentaria

El objetivo es conseguir una gestión industrial inteligente, predictiva y más eficiente, gracias a las nuevas tecnologías.

Viñedos

Un consorcio de siete empresas liderado por Raventós Codorníu Aldelís, Prolongo y otros proveedores —Mapex, Omron Iberia, Cibernos y Agropixel. Además, cuenta con la colaboración y coordinación técnica del centro tecnológico Eurecat— ha puesto en marcha un proyecto para aplicar la inteligencia artificial a los procesos de producción de la industria alimentaria. El objetivo es conseguir una gestión industrial inteligente, predictiva y más eficiente, gracias a las nuevas tecnologías.

El proyecto, que lleva por nombre ALIMENTE 21, pretende incrementar la eficiencia de la gestión industrial en el sector alimentario, aumentar su calidad y seguridad y reducir su impacto ambiental (consumo energético e hídrico) aplicando nuevas tecnologías, principalmente la Inteligencia Artificial.

En el proyecto, que acaba de empezar y finaliza en 2024, Eurecat trabajará con las empresas en la investigación y desarrollo de soluciones punteras basadas en Inteligencia Artificial, Big Data, Edge Computing, Digital Twin y otras, con el objetivo de hacer avanzar a la industria alimentaria hacia un modelo de gestión predictiva (se avanza a lo que sucederá), prescriptiva (sugiere qué hay que hacer), inteligente y con menor impacto ambiental, desde el punto de vista del uso del agua y la energía, principalmente.

Mientras, Codorníu pretende optimizar todos los procesos (desde la viña a la expedición de la botella): mejorar la toma de decisiones (gracias a la monitorización de viñas o de la línea de producción); ser más sostenibles reduciendo consumos energéticos y de agua; mejorar la innovación de sus cavas, etc.

Por su parte, Grupo Cibernos aporta su experiencia y conocimiento en el área de IA, en concreto, diseñando y desarrollando modelos de Deep Learning y Reinforcement Learning para la predicción de demanda de materias primas; ALDELÍS contará con el apoyo de los centros tecnológicos Eurecat y AINIA para alcanzar los objetivos establecidos en el proyecto: reducir el consumo energético e hídrico de su actividad productiva a través de la optimización de los parámetros de sus procesos; y OMRON diseñará y pondrá en marcha las soluciones basadas en Inteligencia Artificial en colaboración con Eurecat y la Universidad de Alcalá de Henares. Los objetivos del uso de estas tecnologías son mejorar la calidad en el mercado de la alimentación, reducir desperdicios de envases y alimentos, reducir los consumos de agua y mejorar la eficiencia y disponibilidad de las líneas de fabricación donde se embarcarán estas soluciones.

Asimismo, Prolongo participa en el proyecto ALIMENTE21 con el objetivo de aplicar una batería de tecnologías de Inteligencia Artificial para la mejora de la productividad y la sostenibilidad de sus procesos, así como para incrementar el nivel de seguridad alimentaria en sus operaciones; y Mapex se centrará en investigar los retos más complejos a los que se enfrenta la industria alimentaria del futuro desde el punto vista de la captura y la explotación de la información.

Finalmente, Agropíxel, spin off tecnológica del grupo Raventós Codorníu que presta servicios tecnológicos basados en técnicas de agricultura de precisión y en sensórica avanzada e inteligencia artificial para bodegas, tratará de obtener todos los datos sobre la llegada de la uva en la bodega y participará en la instalación de sensores avanzados y el uso de inteligencia artificial para reducir el consumo de energía y agua.



TE PUEDE INTERESAR...

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones

Documentos ComputerWorld

commvault proteger Whitepapers


Registro:

Eventos: