Liderazgo | Noticias | 10 DIC 2018

Consejos para aprovechar el potencial de analítica e inteligencia de negocio

Un 87% de organizaciones muestra un nivel de desarrollo mínimo en relación a competencias de gestión de datos para mejorar el negocio.
red datos
Redacción

El uso de analítica y de inteligencia de datos es uno de los factores de innovación esenciales a nivel empresarial y las cifras del mercado de software indican que las compañías están tomando buena nota de ello: para 2020, alcanzará los 22.800 millones de dólares. Pero su estado de forma deja aún que desear, aún cuando en los entornos en que ya se ha empleado se reconozca su potencial. Más del 87% de organizaciones tiene bajos índices de desarrollo en estas competencias, según un informe de la consultora Gartner que clasifica estas compañías en un nivel básico u oportunista en relación al empleo de BI y analítica. 

La empresa de estudios de mercado encuadra dentro de la categoría básica a los negocios que manejan apenas un mínimo de mecanismos destinados a sacar todo el valor de los datos con los que cuentan. Serían aquellos que se limitan a mantener hojas de cálculo y extractos de datos personales, sobre los que realizan tareas de análisis. En la parte de oportunismo se encuadrarían aquellos en los que hay unidades concretas que ya buscan trabajar con su propia información y con proyectos de analítica, pero que los contemplan como iniciativas individuales. Este tipo de propuestas carecen de liderazgo y método, y no cuentan con una guía clara que permita ampliar su cobertura o aplicar las enseñanzas a varios niveles. 

Esto genera un obstáculo importante a la hora de aprovechar todo el valor que los datos pueden aportar a una organización. Para mejorar el impacto de estas herramientas, Gartner propone medidas concretas en las áreas de estrategia, plantilla, dirección y tecnología. 

Por la parte de la estrategia, la consultora apunta la necesidad de desarrollar una propuesta integral que evite proyectos individuales o fraccionados. Se debe avanzar hacia el trabajo conjunto entre los equipos y profesionales involucrados, con la parte estrictamente de datos en línea directa con los de TI y negocios. Lejos de establecer pautas estrictas o inamovibles, se debe optar por iniciativas abiertas y manejables, que permitan adaptarse al negocio a distintas tendencias y situaciones. 

En cuanto al entorno profesional, Gartner aboga por la creación de una estructura organizativa flexible. En este nuevo marco debe haber perfiles especializados en estas habilidades que puedan expandir su conocimiento e implicar al resto de la plantilla, o se debe contar con los recursos para acceder a este tipo de especialistas o formarlos. 

A nivel de dirección, es necesario establecer un programa formal de gobernabilidad de datos, un punto en el que fallan muchas de las organizaciones. La carencia de este elemento puede deberse tanto a desconocimiento como a falta de recursos para abordarlo, pero su introducción es importante para contar con una hoja de ruta clara sobre qué se puede hacer, cuáles son los objetivos, con qué recursos se cuenta y qué riesgos conllevan. 

Por la parte de TI, para un uso mejorado de las herramientas de analítica y 'business intelligence' es conveniente considerar la creación de plataformas integradas, en las que se incluyan tecnologías modernas. Si las organizaciones en niveles básicos y oportunistas se limitan a emplear estas herramientas en bases simples para entresacar flujos de inteligencia elementales, un buen primer paso es crear un sistema que expanda la gama de usos que se le puede dar. De esta forma, el potencial de los datos podrá empezar a repercutir en las organizaciones, con beneficios a la hora de plantear el negocio y tomar decisiones estratégicas. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios