Industria y Utilities | Noticias | 08 ENE 2019

La nube se moverá en 2019 al ritmo de arquitecturas sin servidor, IA y entornos híbridos

Se prevé que en los próximos meses se vea una mayor adopción de herramientas de inteligencia artificial y 'machine learning', además de expandirse los modelos de computación sin servidores y la división de cargas de trabajo en entornos de nube pública y 'on-premise'.
nube
Redacción

Entre las principales decisiones para los CIO en el actual entorno de transformación digital está cómo distribuir la infraestructura, con una fuerte tendencia a optar por modelos en los que parte de (o todas) las cargas de trabajo se ejecuten en la nube pública. Este tipo de arquitecturas tienen como objetivo agilizar el trabajo en TI, además de mejorar en flexibilidad con opciones que permiten un escalado más sencillo o la integración de herramientas sin grandes desembolsos, con la eficiencia económica como uno de sus objetivos clave.
 
En este entorno cloud, la compañía Linke, especializada en servicios de consultoría SAP en la nube, prevé que en los próximos doce meses se viva el auge de una serie de tendencias. 2019 será, para esta empresa, el año en que se consoliden las arquitecturas sin servidor o ‘serveless computing’, que también la consultora Gartner considera como una de las claves del 2019 en infraestructura y operaciones. Este modelo encuadra la necesidad de administración y aprovisionamiento de infraestructuras físicas como responsabilidad del proveedor del servicio, mientras que los responsables de sistemas se centran en las aplicaciones. Según Linke, las arquitecturas sin servidor, que ya han sido adoptadas por los principales proveedores, se expandirán como el estándar de hecho para el desarrollo de aplicaciones nativas cloud.

La inteligencia artificial en general y una de sus ramas más potentes en particular, el ‘machine learning’, están entre las tecnologías que más están dando que hablar en los últimos tiempos. Aunque su integración en las plataformas cloud no es reciente, sino que ya lleva un par de años en marcha, en 2019 se verán multiplicarse los proyectos con los que ganar en automatización e inteligencia, como una vía fácil para que los clientes accedan a estas herramientas.

Los grandes proveedores de cloud están apostando definitivamente por facilitar la adopción de entornos híbridos a sus usuarios, ante el auge del modelo que combina parte de las cargas de trabajo en infraestructura en la nube y parte ‘on-premise’. Las empresas prestarán especial atención a la forma de gestionar estos entornos así como a los multicloud, para poder sacar un valor real de sus apuestas por la nube. En general, se ha percibido un cambio en la parte de gestión. Las aplicaciones ‘core’, de cargas críticas, están iniciando su paso a la nube para optimizar sus procesos de transformación digital y centrar recursos en el aprovechamiento de otras tendencias, como la IA en el ámbito de los ERP. Es más que posible que en los próximos meses más empresas trasladarán sus sistemas transaccionales y la gestión de los mismos a plataformas cloud. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios