Liderazgo | Noticias | 12 NOV 2018

Cómo mejorar la productividad en el equipo TI

Mantener un entorno de trabajo motivado es esencial para conseguir avanzar, más en el actual ecosistema digital, donde parte importante del trabajo pasa por esta sección.
equipo
Redacción

En la buena marcha de una empresa está implicada toda la plantilla: de la primera a la última persona, todas tienen su parte de responsabilidad en el éxito (o el fracaso) del trabajo diario. Evidentemente, en algunos puestos esta carga es más sensible, y a medida que se avanza en el organigrama, esa responsabilidad ya no es solo sobre uno mismo, sino también en relación a los demás. 

En el caso del CIO, la gestión del equipo es igual de fundamental que en el trabajo de otros cargos, pero con un añadido. El actual panorama digital ha entrelazado las funciones de TI con prácticamente todos los departamentos de la empresa. La integración creciente con otros sectores hace que sea esencial la buena gestión del equipo por parte de sus responsables máximos, más en un área en la que los talentos digitales pueden llegar a ser tan diferentes unos de otros. Ponerlos en común y hacer que formen parte de ese marco de relaciones es un imperativo, y determinante en la estrategia del negocio. 

De ahí que haya que prestar especial atención a determinados elementos para mantener al equipo implicado y fomentar la productividad. Por ejemplo, Eric Johnson, decano en la Universidad de Vanderbilt, señala que los CIO deben alinear los intereses de desarrollo profesional de sus trabajadores con los de la empresa, haciéndolos parte de un proyecto a largo plazo o respetando su autonomía laboral. Un factor tanto más importante con la nueva generación de trabajadores millenials, que optan por modelos en los que se acentúan las rotaciones laborales y se priman otros factores, como la flexibilidad o la integración trabajo-vida.

Para Russell M. Kaurloto, vicepresidente y CIO, de la Universidad de Clemson, la motivación de la plantilla es más un tema de liderazgo que de automotivación de los propios trabajadores. Debe ser continua, un proceso de integración constante con los trabajadores, en las que se comparta una visión común. En relación a medidas concretas y respecto a su caso concreto, Kaurloto apuesta por breves reuniones frecuentes con toda la plantilla, en la que conocer sus puntos de vista particulares para avanzar hacia la estrategia de motivación, además de frecuentar los espacios de trabajo y reconocer los esfuerzos tanto a nivel laboral como personal.

El esquema de Kaurloto es compartido por otros profesionales. Por ejemplo, la parte de compartir una visión común e involucrar a las personas de los equipos es uno de los esenciales del CIO de Bayer Crop Science, James Swanson. Swanson asimila la motivación de sus empleados a vincular su trabajo a un propósito final, además de reconocer el talento. Por otra parte, conocer a los empleados y potenciar sus objetivos laborales es una de las pautas de acción con las que trabaja Michael Smith, vicepresidente y CIO de la American Academy of Family Physicians. Reconocimiento, alineación con los objetivos de la empresa y, además, una cultura positiva en la empresa, son los tres ejes por los que el CIO de PayPal, Brad Strock, busca mantener el mejor talento para así mejorar sus estándares de productividad. 

William Thirsk, vicepresidente de TI y CIO en Marist College, apunta otro elemento: proponer a los responsables y trabajadores un desafío constante. Aunque reconoce que puede sonar complicado de llevar a cabo, retarles a mantener un nivel un poco superior a lo que creen que sería su mejor esfuerzo es una manera de conseguir los resultados esperados. Thirsk explica que, para esto, hay que conocer muy bien los trabajos y al equipo, confiar en ellos, recompensar sus esfuerzos y apoyar en las partes más complicadas. 

Otro punto interesante es el que plantea el CIO de TIAA Rahul Merchant: adoptar la mentalidad del principante, una forma de que los profesionales más experimentados huyan de excesivos conformismos, producto de la rutina y que son enemigos de la evolución que facilita el éxito de las organizaciones. Diferentes enfoques con una finalidad común: lograr que el nivel de implicación y productividad del equipo de TI se mantenga a buen nivel, para que la empresa avance a buen ritmo.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 1 comentarios