Liderazgo | Noticias | 12 ABR 2019

Estos son los cinco riesgos emergentes más temidos por las organizaciones

Privacidad, digitalización o la escasez de talento se corresponden con los temas que más preocupan a nivel corporativo.
stop
Redacción

El actual entorno industrial y empresarial está fuertemente influido por las tendencias tecnológicas y digitales. Factores externos, como los cambios normativos para adaptarse al nuevo ecosistema, o internos, como la necesidad de actualizarse, están influyendo en los distintos sectores de actividad y en las organizaciones que los pueblan. En este escenario, el CIO se configura como uno de los líderes clave en las empresas, gracias a la relevancia que está ganando la parte de la TI y la innovación en el conjunto del negocio. 

Pero este proceso de actualización no está exento de trabas. El informe trimestral de Gartner sobre riesgos emergentes, para el que se ha encuestado a un centenar de altos cargos, recoge los cinco factores que más se identifican como tales. Este documento puede ser una guía efectiva para el CIO, tanto como responsable de la parte tecnológica, para cuidar determinados campos, como a la hora de comunicarse con otros ejecutivos y conocer cuáles son sus preocupaciones. 

Así, el top cinco de riesgos emergentes de Gartner está coronado por la aceleración de la regulación en privacidad, seguido por el ritmo de cambio, la escasez de talento, ir tarde con la digitalización o no entenderla correctamente, por ese orden. 

Los temas de privacidad ganan peso respecto al anterior informe, en el que figuraban en el segundo lugar: un 64% de participantes lo señala como riesgo clave para sus organizaciones, en línea con el creciente desarrollo de nuevas normativas y su fragmentación por territorios. Según la consultora, se percibe especial preocupación entre los ejecutivos de los sectores de banca, servicios financieros, tecnología y telecomunicaciones, y alimentos, bebidas y bienes de consumo, con al menos el 70% de los ejecutivos en cada sector que lo consideran un riesgo principal. 

Este es el señalado como más probable de entre los que se indican en el estudio. Se percibe además como un riesgo con "velocidad muy rápida", que tendría un alto impacto organizacional si se materializara. Una característica que va en línea con el segundo factor de riesgo de la tabla, el ritmo de cambio. 

La falta de talento pierde en cambio consideración respecto al anterior informe, donde se situaba como el riesgo más alto. Su presencia en el top se puede relacionar con otros de los riesgos, ya que el carecer de la plantilla cualificada necesaria dificulta el defenderse en temas de privacidad o mantener una evolución acorde. Es esencial también para los temas de digitalización, y explica en parte el temor a quedarse atrás en este terreno o a tener conceptos érroneos sobre el tema. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios