Finanzas | Noticias | 19 NOV 2018

Riesgos de la automatización robótica de procesos en el departamento de finanzas

El proceso de implantación de herramientas RPA en el área financiera de las empresas pasa por distintas fases, donde es fácil caer en errores.
ordneador
Redacción

La adopción de herramientas de automatización robótica de procesos está en auge. Con un mercado de programas RPA valorado en 680 millones de dólares para este año, que crecerá hasta los 2.400 millones en 2022, los campos de aplicación de esta tecnología son variados. Entre otros, se espera que entre con fuerza en la parte de finanzas de las empresas, donde para 2020 la mayoría de departamentos habrán implantado algún mecanismo de este tipo. Gracias a esto, se acelerarán procesos de rutina, se reducirán errores y se centrarán los recursos humanos en tareas de valor.

Sin embargo, el despliegue de RPA en los departamentos financieros podrá sufrir distintas debilidades. La consultora Gartner distingue tres momentos clave en la implantación de estas herramientas: la fase de planificación, la de construcción y la de pruebas.

En la etapa de planificación, un fallo clásico de las organizaciones es que la estructuran como un proceso completo en vez de poner el foco en una única actividad. Implantarlo de extremo a extremo puede generar tareas adicionales redundantes: al hacerlo por partes, es posible que el código empleado se pueda utilizar en actividades similares, una vez ya probado, lo que agilizará el despliegue. En caso de neccesitar cambios, si se ha optado por una implantación completa, toda la cadena podría verse afectada. A nivel de retorno de la inversión, esto supone que se empieza con una apuesta modesta, tanto económicamente como en el tiempo dedicado, que rápidamente puede generar beneficios. Es un modelo de piloto de pruebas, frente al enfoque de punta a punta. 

En la planificación es habitual no identificar roles específicos para el despliegue de RPA, sino agenciarlos a las posiciones clásicas. Desde la consultora apuntan a que puede ser un grave error, y apuestan por buscar desde el principio perfiles con las habilidades digitales necesarias para aplicar y gestionar estas herramientas. 

La parte de la construcción se puede complicar si se equipara la implantación de RPA a proyectos de tecnología heredada, en los que se opta por indagar y probar la mayor cantidad posible de casos de uso antes de que los proveedores hagan sus propuestas. Para la consultora, esto no es necesario con la automatización robótica de procesos: según explica Johanna Robinson, responsable de investigación financiera en Gartner, "esto solo implicará gastar más tiempo y dinero del que realmente se necesita".

Por último, ya en la fase de prueba puede caerse en el error de depender demasiado del soporte de los proveedores, en vez de apoyarse en el departamento de profesionales especializados en RPA de la propia organización. Este debe estar apoyado por el equipo de TI, para así poder definir claramente los distintos incidentes que se puedan presentar y qué respuesta se da ante ellos. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios