Sanidad | Noticias | 10 MAR 2020

La tecnología, aliado natural del modelo de la asistencia sanitaria

“Portal del Paciente”, permite a profesionales sanitarios hacer un seguimiento de los parámetros oportunos y tener acceso a información del autocuidado de los pacientes.
sanidad
Nerea Bilbao

La tecnología y los sistemas de información que beben de ella están calando cada vez más en el ámbito sanitario. Los grandes ahorros en costes y los avances en diagnóstico y cuidados que traen consigo son algunas de las principales ventajas de su implementación.

Los hospitales tienen hoy a su alcance numerosas soluciones. Así, una de las más recientes que se ha presentado en el marco del XXIII Congreso Nacional de Informática de la Salud, Inforsalud 2020, ha sido una herramienta diseñada para la hospitalización domiciliaria.

Así, “Portal del Paciente”, desarrollado por Grupo CMC, permite a profesionales sanitarios hacer un seguimiento de los parámetros oportunos y tener acceso a información del autocuidado de los pacientes. Asimismo facilita el registro y seguimiento de la enfermedad en cuestión y como no podía ser de otra forma permite la conexión con dispositivos médicos. Cuenta con un servicio de videoconferencia con facultativos y personal de enfermería.

Desde la firma española destacan la madurez de los sistemas de información en el ámbito sanitario en general y de la herramienta presentada en particular. Su potencia, han dicho, está “directamente relacionada” con los avances que han tenido lugar en el ámbito de la telemedicina y de los dispositivos que permiten monitorizar a los pacientes en remoto. Con esta solución es posible que el enfermo se beneficie de estar rodeado de sus seres querido “sin perder calidad asistencial”.

La herramienta se implementará en algunos centros hospitalarios, aunque no han podido darse más detalles al respecto.

En búsqueda del bienestar; también de empleados

De la mano de la consultora de gestión de talento AlwaysPeopleFirst, Grupo CMC ha anunciado la creación de un sistema capaz de medir el nivel de bienestar de personas y organizaciones. Es aplicable, dicen, no sólo en el ámbito de la salud; también en el corporativo.

El sistema combina uso de wearables e Inteligencia Artificial para identificar situaciones favorables o negativas, que generen estrés en pacientes o empleados para poder aplicar después las medidas que se consideren oportunas.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios