Medio Ambiente
Herramienta
IA

La inteligencia artificial al cuidado de las aves en los parques eólicos

Minsait ha desarrollado un nuevo sistema que conjuga la IA, el uso de un radar 3D y la captación de imágenes de vídeo para detener los aerogeneradores y proteger así a la fauna de posibles impactos.

parque eólico

La transición hacia un modelo energético más sostenible obliga a las administraciones y compañías a dirigir el foco hacia las renovables. Sin embargo, a pesar de los beneficios que esto conlleva, también suscita preocupaciones y problemáticas asociadas. En el caso de la energía eólica, por ejemplo, una de las grandes cuestiones está relacionada con el daño que ocasionan las palas de los aerogeneradores a la fauna. Y es que, según reza un informe reciente elaborado con motivo del Día Mundial de las Aves Migratorias que se celebra el 14 de octubre, los aerogeneradores constituyen la segunda causa de mortalidad por colisión de las aves en España. Son muchas las iniciativas que se han llevado a cabo para reducir las cifras; sin embargo, hay una que destaca por el uso de la tecnología para lograrlo.

La solución la firma la consultora Minsait tras conjugar inteligencia artificial, el uso de un radar 3D y las imágenes de vídeo. La compañía se apoya en estos tres puntos de anclaje para detener los aerogeneradores y proteger así a las especies de posibles impactos. La iniciativa surge como respuesta a una preocupación cada vez mayor, tanto a nivel social como del sector público y las propias empresas del sector de las renovables, por el impacto que tienen este tipo de instalaciones en el entorno y en el medio ambiente.

 

Modus operandi

Minsait se aprovecha de la propia infraestructura del parque para monitorizar drones a la hora de llevar a cabo este nuevo proceso. En un radio de entre 5 y 7 kilómetros a la redonda monitorizan mediante un radar 3D las aves de cierto tamaño. Cuando se identifica que es un ave a seguir, se integra con las cámaras y manda una grabación de vídeo. Al acercarse al aerogenerador, combinan la IA y aplican un algoritmo de probabilidad de impacto; en caso de ser positivo, se ejecuta un comando de parada automática de los aerogeneradores que correspondan.

Mediante el sistema no solo ayudan a reducir la tasa de mortalidad de las aves, sino que además minimizan los falsos positivos. Aunque se trata de una solución de parque, el algoritmo de probabilidad de impacto se hace en base a cada aerogenerador individual. Normalmente basta con un solo radar, aunque pueden ser dos dependiendo de la orografía, especialmente si se trata de una zona muy quebrada. El número de cámaras empleadas depende a su vez del número de aerogeneradores y de la distancia entre los mismos, aunque normalmente se usan entre dos y tres. “Vamos a contribuir a hacer mucho más eficiente el diseño, la implantación y la operación de los parques eólicos”, concluye el director de Gestión de Activos de la filial de Indra, Carlos Vivas.



TE PUEDE INTERESAR...

Contenido Patrocinado

Webinars

Nuevo número de nuestra revista de canal 
 
DealerWorld Digital

 

Cobertura de nuestros encuentros

 

Documentos ComputerWorld



Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?