Business Intelligence
Empresa
Analítica de datos

¿Qué es la inteligencia empresarial? Transformando los datos en información de negocio

La inteligencia empresarial es un conjunto de estrategias y tecnologías para analizar la información empresarial y transformarla en información práctica que sirva de base para la toma de decisiones estratégicas y tácticas.

datos

Definición de inteligencia empresarial

La inteligencia de negocio o business intelligence (BI) es un conjunto de estrategias y tecnologías que las empresas utilizan para analizar la información empresarial y transformarla en información práctica que sirva de base para la toma de decisiones estratégicas y tácticas. Las herramientas de BI acceden y analizan conjuntos de datos y presentan los resultados analíticos en informes, resúmenes, cuadros de mando, gráficos, diagramas y mapas para proporcionar a los usuarios información detallada sobre el estado de la empresa.

El término inteligencia empresarial también suele referirse a una serie de herramientas que proporcionan un acceso rápido y fácil de digerir a la información sobre el estado actual de una organización, basándose en los datos disponibles.

 

Beneficios del BI

El BI ayuda a los responsables de la toma de decisiones empresariales a obtener la información que necesitan para tomar decisiones fundamentadas. Pero los beneficios del BI van más allá de la toma de decisiones empresariales, según el proveedor de visualización de datos Tableau:

  • Decisiones empresariales basadas en datos: La capacidad de tomar decisiones empresariales basadas en datos es la principal ventaja del BI. Una estrategia de inteligencia empresarial sólida puede proporcionar datos precisos y capacidades de generación de informes más rápidamente a los usuarios empresariales para ayudarles a tomar mejores decisiones de negocio de forma más oportuna.
  • Análisis más rápidos y cuadros de mando intuitivos: El BI mejora la eficiencia de los informes al condensarlos en cuadros de mando fáciles de analizar para usuarios sin conocimientos técnicos, lo que les ahorra tiempo a la hora de extraer información de los datos.
  • Mayor eficiencia organizativa: La inteligencia empresarial puede ayudar a proporcionar vistas holísticas de las operaciones comerciales, dando a los líderes la capacidad de comparar los resultados con objetivos organizacionales más amplios e identificar áreas de oportunidad.
  • Mejora de la experiencia del cliente: El fácil acceso a los datos puede ayudar a los empleados encargados de la satisfacción del cliente a ofrecer mejores experiencias.
  • Mejora de la satisfacción de los empleados: Proporcionar a los usuarios empresariales acceso a los datos sin tener que ponerse en contacto con analistas o con TI puede reducir la fricción, aumentar la productividad y facilitar resultados más rápidos.
  • Datos fiables y gobernados: Las plataformas de BI modernas pueden combinar bases de datos internas con fuentes de datos externas en un único almacén de datos, lo que permite a los departamentos de toda una organización acceder a los mismos datos a la vez.
  • Mayor ventaja competitiva: Una estrategia de BI sólida puede ayudar a las empresas a supervisar su mercado cambiante y anticiparse a las necesidades de los clientes.

 

Ejemplos de inteligencia empresarial

La elaboración de informes es una faceta central del BI y el cuadro de mando es quizá la herramienta arquetípica del BI. Los cuadros de mando son aplicaciones de software alojadas que reúnen automáticamente los datos disponibles en cuadros y gráficos que dan una idea del estado inmediato de la empresa.

Aunque la inteligencia empresarial no dice a los usuarios de la empresa lo que tienen que hacer o lo que ocurrirá si siguen un determinado camino, tampoco se trata únicamente de generar informes. Más bien, el BI ofrece a las personas una forma de examinar los datos para comprender las tendencias y obtener información racionalizando el esfuerzo necesario para buscar, combinar y consultar los datos necesarios para tomar decisiones empresariales acertadas.

Por ejemplo, una empresa que quiera gestionar mejor su cadena de suministro necesita capacidades de BI para determinar dónde se están produciendo retrasos y dónde existen variabilidades dentro del proceso de envío. Esa empresa también podría utilizar sus capacidades de BI para descubrir qué productos sufren retrasos con más frecuencia o qué medios de transporte están más implicados en los retrasos.

Los casos de uso potencial del BI van más allá de las típicas métricas de rendimiento empresarial de mejora de ventas y reducción de costes.

Tableau y el sitio de revisión de software G2 también ofrecen ejemplos concretos de cómo las organizaciones pueden poner en práctica las herramientas de inteligencia empresarial:

  • Una cooperativa podría utilizar BI para controlar la captación y retención de socios.
  • Las herramientas de BI podrían generar automáticamente informes de ventas y entregas a partir de datos de CRM.
  • Un equipo de ventas podría utilizar BI para crear un cuadro de mando que muestre en qué punto del proceso de ventas se encuentran los clientes potenciales de cada representante.

 

Inteligencia empresarial vs analítica empresarial

La analítica empresarial o de negocio y la inteligencia empresarial tienen propósitos similares y a menudo se utilizan como términos intercambiables, pero el BI debe considerarse un subconjunto de la analítica de negocio. El BI se centra en el análisis descriptivo, la recopilación de datos, el almacenamiento de datos, la gestión del conocimiento y el análisis de datos para evaluar datos empresariales pasados y comprender mejor la información conocida actualmente. Mientras que el BI estudia los datos históricos para orientar la toma de decisiones empresariales, la analítica empresarial se centra en mirar hacia el futuro. Utiliza la minería de datos, el modelado de datos y el aprendizaje automático para responder por qué ocurrió algo y predecir lo que podría ocurrir en el futuro.

La inteligencia empresarial es descriptiva, dice lo que está sucediendo ahora y lo que sucedió en el pasado para llevar a la organización a ese estado: ¿Cuál es la situación actual de las perspectivas de ventas? ¿Cuántos afiliados hemos perdido o ganado este mes? La analítica empresarial, en cambio, es predictiva (¿qué va a ocurrir en el futuro?) y prescriptiva (¿qué debería hacer la organización para obtener mejores resultados?).

Esto nos lleva al meollo de la cuestión: ¿para quién es la inteligencia empresarial? El objetivo del BI es ofrecer a los directivos de las empresas instantáneas directas de la situación actual. Mientras que las predicciones y los consejos derivados de la analítica empresarial requieren que los profesionales de la ciencia de datos los analicen e interpreten, uno de los objetivos del BI es que sea fácil de entender para los usuarios finales relativamente no técnicos, e incluso que puedan sumergirse en los datos y crear nuevos informes.

 

Sistemas y herramientas de inteligencia empresarial

La inteligencia empresarial engloba diversos tipos de herramientas. El servicio de selección de software SelectHub desglosa algunas de las categorías y características más importantes:

  • Cuadros de mando
  • Visualizaciones
  • Informes
  • Minería de datos
  • ETL (extracción-transferencia-carga o herramientas que importan datos de un almacén de datos a otro)
  • OLAP (procesamiento analítico en línea)

 

De estas herramientas, los cuadros de mando y las visualizaciones son, con diferencia, las más populares: ofrecen resúmenes de datos rápidos y fáciles de digerir que constituyen el núcleo de la propuesta de valor de BI.

Algunas de las principales herramientas de BI son:

  • Domo
  • Dundas BI
  • Microsoft Power BI
  • MicroStrategy
  • Oracle Analytics Cloud
  • Qlik
  • SAS
  • Sisense
  • Tableau
  • Tibco

 

Ofertas de empleo en inteligencia empresarial

Cualquier empresa que se tome en serio el BI necesitará tener analistas de inteligencia empresarial en plantilla. Los analistas de BI utilizan técnicas y tecnologías de análisis, visualización y modelado de datos para identificar tendencias. Esta función combina habilidades duras como la programación, el modelado de datos y la estadística, con habilidades blandas como la comunicación, el pensamiento analítico y la resolución de problemas.

Incluso si su empresa confía en las herramientas de BI de autoservicio en el día a día, los analistas de BI tienen un papel importante que desempeñar, ya que son necesarios para la gestión y el mantenimiento de esas herramientas y sus proveedores. También configuran y estandarizan los informes que los directivos van a generar para asegurarse de que los resultados son coherentes y significativos en toda la organización. Y para evitar problemas de entrada y salida de basura, los analistas de inteligencia empresarial tienen que asegurarse de que los datos que entran en el sistema son correctos y coherentes, lo que a menudo implica sacarlos de otros almacenes de datos y limpiarlos.

Los puestos de analista de inteligencia empresarial suelen requerir únicamente una licenciatura, al menos en el nivel inicial, aunque para ascender puede ser útil o incluso necesario un MBA. En enero de 2023, el salario medio en inteligencia empresarial rondaba los 72.000 dólares, aunque dependiendo del empleador podría oscilar entre los 53.000 y los 97.000 dólares.



TE PUEDE INTERESAR...

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones

Documentos ComputerWorld

commvault proteger Whitepapers


Registro:

Eventos: