Educación | Noticias | 22 JUL 2020

La Universidad de Ratisbona explora los orígenes del universo gracias a la supercomputación

Empleará para ello la tecnología que sustenta el superordenador más rápido del mundo, Fugaku, codesarrollado por Fujitsu y RIKEN.
Redacción

La Universidad de Ratisbona (Alemania) es el primer usuario europeo de Fujitsu PRIMEHPC FX700, la tecnología que sustenta el que según la última lista Top500 es el superordenador más rápido del mundo: Fugaku, codesarrollado por la propia Fujitsu y RIKEN, el Centro de Ciencias Computacionales de Japón.

Los investigadores de la universidad alemana emplearán esta tecnología, que aumenta exponencialmente la capacidad de cálculo, para explorar los orígenes del universo. El trabajo del centro se focaliza en comprender mejor las partículas fundamentales, incluida la estructura interna del protón y, en última instancia, determinar el estado del universo inmediatamente después del Big Bang. No obstante, la supercomputadora también será utilizada por la Universidad de Ratisbona en el campo de la bioinformática, centrándose en la investigación del cáncer y la inmunología.

QPACE4, que es la supercomputadora con la que trabaja la universidad, es la cuarta en el marco de SFB/TRR-55³, financiada por la Fundación Alemana de Investigación (DFG). Como comentábamos, utiliza el mismo procesador que la supercomputadora Fugaku, A64FX, que además de un rendimiento superior por vatio, incorpora Extensiones Vectoriales Escalables (SVE). 

Desarrolladas para aplicaciones en computación de alto rendimiento (HPC), aceleran los cálculos complejos, permitiendo que la misma operación matemática se lleve a cabo en paralelo en grandes cantidades de datos. El procesador está acoplado a una memoria principal extremadamente rápida (High Bandwidth Memory o HBM2), que para la mayoría de las aplicaciones es tan importante como la pura potencia de cálculo, proporcionando una relación muy equilibrada entre potencia de cálculo, ancho de banda de la memoria y de la red,  evitando los cuellos de botella del rendimiento. 

La potencia de computación del sistema Fujitsu no se basa en las tarjetas gráficas. Esto hace que sea mucho más fácil de programar, especialmente en el caso de la paralelización masiva, que es esencial para las aplicaciones llamadas "Grand Challenge".

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios