Entrevistas | Noticias | 20 SEP 2018

Bodegas Emilio Moro y Vodafone, en el camino hacia la bodega del futuro

Emilio Moro se une con Vodafone en el proyecto 'Sensing4Farming' con el objetivo de ser la primera bodega española en utilizar inteligencia artificial y 'big data'.
emilio moro
Andrea Benito

“Transformarse o morir” ya lo dice el dicho, la transformación digital ya no es un concepto futurista, sino de del presente, aunque parece un término olvidado en algunos sectores como el de la agricultura, no obstante, la revolución digital ya ha llegado al sector vitivinícola afectando toda la cadena de valor de la bodega y la forma de relacionarse con los clientes. Es el caso de la bodega Emilio Moro, una bodega de tradición familiar que ya va por su tercera generación y que ha sabido ver la necesidad de aplicar nuevas tecnologías para crear “la bodega del futuro”.

Por este motivo, la bodega vallisoletana ha elegido a Vodafone para trabajar en un proyecto conjunto “Sesing4Farming” para desarrollar una bodega de alta calidad, sostenible y gestionada digitalmente gracias a la tecnología Narrowband-IoT (NB-IoT). El proyecto incluye la instalación de una red de sensores en los viñedos que, combinados con imágenes de satélite multiespectrales miden el ciclo de la cosecha, condiciones del suelo o factores medioambientales que permiten crear un dibujo de toda la finca y predecir las condiciones óptimas para una buena cosecha.

Narrowband-IoT permite instalar baterías de larga duración y mejorar el consumo energético. El problema de la mayoría de los viñedos es que se encuentran en zonas donde muchas veces no hay electricidad y por eso no avanzan, poner un sensor en el campo no es caro, lo que es caro es alimentarlo con un poste de placas solares. Ahora los sensores están alimentado por baterías con una vida de años”, explicó Daniel Barallat, director IoT para el sur de Europa de Vodafone. “La tecnología satelital nos permite sacar imágenes con precisión y esta información permite sacar no sólo datos sobre la ubicación del sensor sino de toda la finca que estás controlando, es una solución multicultivo”, añadió.

Gracias a la inteligencia artificial y la aplicación de big data, todos los datos que se recopilan son enviados posteriormente a los viticultores, lo que permite establecer la cantidad ideal de riego y fertilizante y decidir qué áreas necesitan ser podadas o cuándo es mejor empezar la cosecha. En los viñedos de Bodegas Emilio Moro se instalarán una red de sensores y se utilizarán 18 años de imágenes satelitales para hacer predicciones y modificar las cosechas.

“Antes transmitíamos el alma de un viñedo a una botella por intuición, ahora lo vamos a hacer por conocimiento”, aseveró José Moro, Presidente de Emilio Moro. “Nosotros apostamos por la innovación como uno de los pilares fundamentales de nuestra filosofía y la digitalización fue un factor clave de diferenciación”.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios